Algoritmos en Facebook y Google: marzo de 2018

El cambio en los algoritmos de las grandes compañías es ya una constante. El trabajo por conseguir que los mejores contenidos estén más al alcance de los usuarios es imprescindible para que Google, Instagram o Facebook se mantengan como empresas punteras. Los estudios y simulaciones que realizan, a pesar de todo, no están exentos de errores y no siempre funcionan bien. Al menos, casi nunca funcionan a gusto de todos.

Algoritmos en Facebook y Google: marzo de 2018

En un principio, es esperable que un porcentaje de gente se queje de cualquier cambio. El porcentaje varía y el tiempo durante el que colea este rumor quejumbroso, también. Los usuarios se quejan del cambio de colores. Se quejan de los cambios en la ubicación de los menús. Casi de cualquier cosa, pero en general las quejas no ocasionan abandonos masivos de estas redes sociales.

Sin embargo, el último cambio en el algoritmo de Facebook hace pensar que, si bien la gente no se va a marchar, sí está empezando a emplear la red social preponderante durante menos tiempo. Y esto no ha pillado de sorpresa a los chicos de Zuckerberg, que ya tenían previsto este extremo. Ahora bien, su idea era que la calidad de los contenidos fuese mejor y más relevante para el usuario. Esto no ha sucedido: los contenidos se repiten una y otra vez, descorazonando un poco a casi todo el mundo. Así las cosas, entramos menos a Facebook. Menos veces al día. ¿Es este cambio un fracaso? No necesariamente. Es pronto para decirlo, pero la idea básica es aumentar la rentabilidad. Si, por ejemplo, el descenso del consumo energético fuese suficiente como para hacer más rentable la empresa con menos entradas, eso explicaría el proceso. Pero también si la expectativa es que los contenidos patrocinados resultan en unos ingresos mayores (que, como comentamos después, es uno de las situaciones que está sucediendo). O si la combinación de todos estos factores fuese rentable, o incluso, si buscando un escenario diferente, Facebook se hubiese dado cuenta de que fagocitar tanto tiempo libre de los usuarios supone un riesgo de colapso en un escenario de medio plazo y se quisiese asegurar un futuro más largo.

Algoritmos en Facebook y Google: marzo de 2018,SEO,fotografo Valencia

El problema con las empresas

El cambio, en cualquier caso, tiene un especial coste para las empresas grandes que estaban confiando sus estrategias a Google. Los costes por cada 1000 impresiones publicitarios han tenido un repunte espectacular y webs como Topix, Vice o Buzzfeed han sufrido un revés importantísimo (https://www.recode.net/2018/3/7/17087468/facebook-ad-prices-increase-algorithm-news-feed).  Y la cosa pintará a peor, porque el sistema de Google está basado en criterios de subasta: si pagas más, aparecerás más veces que tu competencia, siempre y cuando no llegue alguien con una oferta mejor. Con todo, muchas de las empresas se enfrentan a una situación de demanda totalmente inelástica. Se ven abocadas al desastre si no hacen cambios rápidamente: la dependencia total de Facebook es un holocausto y un aviso para navegantes.

Así las cosas, los más jóvenes apenas tocan Facebook y viven mucho más en Instagram (que es propiedad también de Zuckerberg). Pero también ha habido cambios aquí. Si antes el sistema estaba basado en el último contenido subido, ahora se basa en la frecuencia en las interacciones entre los usuarios. Los instagrammers con una base amplia de usuarios han sufrido daños relevantes, pero de nuevo, la repetición del contenido está presente. En realidad, esto sí hace pensar en que el coste del tráfico de Internet de las novedades constantes tiene un coste que no parece rentable para Facebook.

Google también cambia

La perspectiva de Google es aparentemente más simple y directa. Si el uso de Internet ya es claramente superior -y con perspectivas de seguir siéndolo- desde el móvil, las webs que tengan contenido optimizado para estos dispositivos se posicionarán mejor. Si tu web ya es responsive, no te deberías preocupar. En realidad podrías hasta esbozar una sonrisa maligna pensando “esta la he visto venir”. Si no has actualizado tus webs, Google no las eliminará. Pero puedes esperar que vaya perdiendo posiciones en breve.

Otro de los aspectos previstos es una penalización de las fake news. Las noticias falsas, bulos, leyendas urbanas y demás ruido mediático se verá castigado por Google. Es totalmente previsible, porque actualmente la difusión de noticias falsas en redes sociales es más rápida que la de información real.  Esto es uno de los factores que Google considera estratégicos en el largo plazo: la fiabilidad. Si Google es fiable, será duradero. Si no lo es, su posición puede verse amenazada con más facilidad. En 2011 Google reaccionó con su Panda update, y el ritmo con el que los medios están presionando al buscador hace pensar que la compañía tomará medidas.

La búsqueda por voz y las ayudas con inteligencia artificial también están entre las tendencias actuales del buscador, así como los avances en la protección de los derechos intelectuales de los autores de las imágenes en las búsquedas.

 Si necesitas posicionar tu web, puedes escribirme y hablamos: sergi@archerphoto.eu o un Whatsapp al 644459753. Y no, aquí no hay milagros, sino orientaciones y contenidos que te ayuden a colocar tu web entre las primeras en las búsquedas. Normalmente trabajo en Valencia, pero visito frecuentemente Madrid, Barcelona, Castellón o Alicante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, resuelve el captcha para demostrar que eres humano. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.