Cinco consejos sobre tu foto en Linkedin

Comparte si te gusta.

No debería ser preciso comentar que Linkedin es una red de negocios. Así que, si hay algún sitio donde las apariencias sean importantes es allí. Una apariencia discutible puede hacerte perder un puesto de trabajo al que aspires o que un cliente decida no contratar con tu empresa por parecer poco profesional.

Cinco consejos sobre tu foto en Linkedin

Cinco consejos sobre tu foto en Linkedin

1. Escoge una imagen positiva. Salvo que debas demostrar que eres el director de personal del infierno no deberías utilizar una foto en la que parezcas enfadado. Nada de miradas agresivas que inquietan al observador. Si utilizas una foto así, aquel que vea tu perfil tendrá muy pocas ganas de hacer ningún trato contigo. Mejor si sonríes.

2. Una imagen personal. Esto quiere decir que nada de perros, nada de que aparezca solamente el logo de tu empresa, nada de poner una foto de tu hijo, de tu sobrina o de tu prima. Tú. Quieren saber quien eres tú. También te puedes ahorrar una foto en grupo

3. Una imagen profesional. Ya hemos conseguido que estés solo y razonablemente positivo en la foto. Descartemos ahora todas esas fotos en las que estás bajo intoxicación etílica o de otro tipo. Un poco de decoro no viene mal, y si los visitantes de tu página piensan que eres demasiado proclive al bebercio o las drogas se sentirán algo inseguros de poner su dinero junto a ti.

4. Una imagen bien realizada. No es imprescindible que sea el retrato del año, pero un profesional te realizará un buen retrato. Ahórrate fotos borrosas, desenfocadas, movidas, torcidas o descuidadas. Te puedes permitir un fotógrafo profesional. Tendrás una una sesión por un precio asequible y va a ser una inversión rentable. Procura ser crítico con la imagen que vas a usar: aunque tu cuñado se haya comprado una nueva cámara réflex todos sabemos que no hace buenas fotos. Y por favor no pongas esa foto que te hicieron en la boda de nosequién, que eso da un aspecto muy poco aceptable.

5. Una imagen reciente. Bien. Todo el mundo dice que en esa foto de 2008 saliste estupendo. Cierto es que has engordado, que ya no tienes bigote, que te operaste la vista y que ya no llevas esos pelos, pero, eh, te pareces a Tom Selleck. Pues no. No sirve. La foto debe ser reciente y una persona normal debería ser capaz de reconocerte sin problemas.

Hay algunos de estos consejos que pueden aplicarse a muchas de las fotografías que quieres que tus clientes vean, ya en Linkedin, ya en tu web o en tu Facebook, pero eso depende, claro de tu sentido común.

Evidentemente puedo dar más consejos, pero también es cierto que soy fotógrafo y me dedico a hacer retratos profesionales, entre otras cosas. Así que si necesitas fotos no es una mala idea que contactes conmigo y concertemos una cita. Trabajo principalmente en Valencia (España), pero también me desplazo a casi cualquier sitio cuando es necesario. Puedes enviarme un mail a sergi@archerphoto.eu o enviarme un Whatsapp o Telegram al +34 644459753, o incluso llamarme, aunque si estoy haciendo fotos es probable que no pueda hablar.

Sergi Albir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

22 − = 18