Dragonsound, Instagrammer con estilo propio

Dragonsound,instagrammer

Descubrir a Dragonsound en Instagram fue una de esas curiosidades que pasan en la vida. Uno se queda un poco cautivado por su estilo y su cambiante pelo de colores, la sigue y, en un momento dado, piensa que entrevistarla puede ser una idea interesante. Es una instagrammer con un montón de seguidores (en torno a 27,6K cuando escribimos esta entrevista) y con un canal de Youtube en ascenso. Hoy en día, mucha gente se pregunta cómo nace una personalidad así, que en un plazo relativamente corto consigue un número elevado de seguidores. Lo que se descubre es que, además de un carisma especial, la determinación es una pieza clave. Tanto como la capacidad. Gisela ha decidido abandonar la carrera de Bellas Artes, pero una parte de sus capacidades provienen de esa formación.

Dragonsound: una entrevista con Gisela

Con frecuencia la gente critica a los creadores de contenidos en redes sociales como Youtube e Instagram. Probablemente desde el desconocimiento. «Yo estoy centrada en Instagram» aclara Dragonsound, «y desde ahí fui ampliando a Youtube. Tengo muchas ideas y muchos proyectos, pero elaborarlo todo lleva mucho tiempo. Aunque a veces el contenido pueda parece banal, hay que crearlo. Me llegaban muchas preguntas de gente sobre estilo, sobre cómo hacía cosas como el color del pelo, y cuestiones parecidas, y decidí hacer un canal de Youtube para poder explicar todas esas cuestiones y no tener que escribir todo el rato lo mismo».

Los comienzos de Gisela fueron prácticamente casuales. «Empecé con una cuenta normal, subiendo mis fotos, mis cosas con mis amigos y luego empecé a descubrir cuentas extranjeras, cuentas cuidadas, y más profesionales, que cuidaban mucho la estética y que marcaban un estilo. Eso lo descubrí con unos quince años y en ese momento, decidí que esa era la línea que quería seguir. A pesar de que es esa época en la que todavía estás descubriendo quién eres. Y ahora vienen chicas de esa edad comentándome que quieren tener esa imagen». Aunque pueda parecer muy superficial, esas decisiones son causa de orgullo para Gisela. «En ese momento nadie me apoyaba nada», confiesa, «mis padres no entendían nada. Ni mis amigos, ni mi pareja…». El camino no estuvo exento de sacrificios: tuvo que renunciar al piano y a mucha de su relación con animales, aunque desde hace un par de meses ha comenzado a colaborar con una protectora e incluso ha adoptado una gata, Kira. «A mí me gusta poder aportar, y si tengo visibilidad, y puedo ayudar así, me gusta hacerlo. Cada uno puede poner una cosa».

Dragonsound,instagrammer,youtuber,Valencia

El contenido

Hay una cuestión curiosa en el mundo de los instagrammers, y es un concepto similar al que planteaba Orwell en 1984, y es la reinterpretación del pasado. Muchas de las cuentas profesionales van eliminando imágenes y referencias anteriores que puedan no encajar con su look actual. «En mi caso es una cuestión de calidad. Cuando una persona llega a tu cuenta y ve fotos de hace tres años que no tienen el nivel que deberían, da un poco de vergüenza y prefiero que vean lo que hago ahora».

La coherencia de estilo a veces tiene sus costes. «Estoy intentando variar un poco el contenido para no resultar aburrida», detalla. «Que no sea tan igual y que pueda conseguir fotos más creativas. Antes, de una misma sesión, subía muchas más fotos, y ahora quiero más variedad». Mantener el interés de los seguidores es clave, y ser aburrido es un pecado capital en los profesionales de las redes sociales.

El cambio del algoritmo

«La verdad es que estoy sufriendo un poco con el cambio del algoritmo de Instagram», se lamenta Gisela. «Algunas cuentas que llevan mucho tiempo están perdiendo mucha difusión con el nuevo sistema. Antes era cronológico, y ahora depende de las cuentas a las que le des más Megustas». Con todo, los vídeos que sube a Youtube (su canal está https://www.youtube.com/channel/UCUMVNBY6fOMwD29zHU5bfKg )  en  están teniendo una enorme difusión. En unos 8 meses ha alcanzado una cifra de 15.200 seguidores.  No es ningún récord, pero es una cifra muy notable que ha sorprendido a la misma Dragonsound. La cuestión se vuelve más brillante si tenemos en cuenta que «tuve un parón importante y un bajón, y lo he retomado hace un mes». Y afortunadamente para ella, los fans no han desaparecido, sino que siguen fieles.

Si le pedimos recomendaciones, Gisela es muy directa «al que quiera tener un canal de Youtube o una cuenta de Instagram, solo puedo recomendarle que empiece. Demasiada suerte hay que tener para que todo salga como uno quiere desde el primer momento, pero cuanto antes te pongas, antes llegarás. Lo importante es hacer lo que te gusta y ser constante». Y a pesar de lo que uno podría esperar, no ha tenido problemas notables con haters o acosadores.

En cuanto a los consejos sobre lo que no deberías hacer, «no abusar de las referencias, no copiar. Yo igual soy muy tiquismiquis. No me gusta el tema de pedir likes, no forzar la situación».

Si te ha interesado la entrevista, te recomiendo que sigas a Dragonsound. Si lo que necesitas son fotografías o contenidos profesionales, envíame un mensaje a sergi@archerphoto.eu o un Whatsapp al +34 644459753. Y si quieres ver mi Instagram, es http://instagram.com/archerphoto

 

 

 

Gloria de Pablo y Fábrica de Moda, escuela de patronaje en Valencia

Fábrica de Moda, escuela de patronaje

Ser diseñador de moda ya no solo consiste en dibujar figurines. Conlleva una formación completa en una industria que, actualmente, constituye el 2,9% del Producto Interior Bruto de nuestro país. Es un mundo muy potente, por lo que quienes deciden dedicarse a este negocio han de saber desde el precio de coste de un tejido, hasta el beneficio que se obtiene de la venta de una prenda. Y para todo esto, adquirir una buena base es primordial.

Gloria de Pablo, diseñadora, asesora de imagen y especialista en estilismo de televisión. Con 20 años de experiencia, decidió crear su Fábrica de Moda, un centro en Valencia donde los diseñadores recién salidos de la Escuela Superior de Moda, que desean llevar las creaciones de sus bocetos a las tiendas, sepan cómo hacerlo.

La industrialización del vestir

Sus alumnos siempre se encuentran con las mismas trabas: se frustran porque hacen el dibujo y luego no lo saben crear, por lo que tienen que delegar en otra persona, que no suele interpretar bien su diseño. Entonces llegan a la conclusión de que lo mejor es aprender a trabajar el dibujo y el patrón unidos. Llegados a ese punto De Pablo les enseña en su escuela de patronaje a expresarse en el patrón igual que lo hacen en el papel. «Hay que dibujar pensando en el patrón, ya que las dos cosas están íntimamente relacionadas», asegura la formadora. Posteriormente los patrones se digitalizan y ya se pueden industrializar. A pesar de lo que muchos piensan, en moda no está todo hecho. Lo que sucede es que las empresas arriesgan menos con sus producciones para no quedarse con stock de más y perder dinero. Esto es lo que hace que vistamos todos igual. Existe ropa distinta, pero es más difícil acceder a ella por su elevado coste.

Gloria de Pablo en Fábrica de Moda, escuela de patronaje en Valencia
Gloria de Pablo en Fábrica de Moda, escuela de patronaje en Valencia

Pero a la hora de vestir, el principal problema de la gente es el tallaje. A pesar de tener una norma europea sobre designación de tallas para prendas de vestir, UNE-EN 13402, todos Contamos con prendas de distinto tallaje en nuestros armarios. La diseñadora, al igual que todos los expertos del sector, tiene claro que «las tallas se trucan. Cada fabricante las aplica Según su criterio comercial». En las prendas de mujer se manipulan las tallas de las etiquetas hacia abajo para que se sientan más delgadas, en los hombres se aumentan para hacerles sentir fuertes. Cualquier estrategia es buena si la gente compra. Aunque el negocio de la moda para masas esté totalmente presente, también es cierto que hay más libertad para vestirse que nunca. Podemos ser completamente individuales. Las mezclas de distintos estilos pueden ofrecer looks inalienables. «Eso es lo que es diferente ahora con respecto a otros tiempos y deberíamos aprovecharlo, porque la moda no tiene límite», explica. Como dice Gloria de Pablo:  “La moda no se acaba. Al igual que la literatura o el cine, nunca se acabará mientras siga existiendo el ser humano».

Nadia Alba

Puedes leer más sobre Fábrica de Moda en http://www.nadia-alba.com

Chelo Pons, modelo de tallas grandes

Chelo Pons, modelo de tallas grandes por Archerphoto, fotógrafo profesional en Valencia

La idea de que existen muy diferentes tipos de modelos es algo que caracteriza el mundo de la fotografía de principios del s.XXI. Si bien unas se solicitan más que otras, existe una tipología muy diferenciada. Chelo Pons es un ejemplo. Se trata de una modelo de tallas grandes que accedió a contar su visión y su experiencia.

Hicimos la entrevista en mi estudio, así que, como es de rigor, hice algunas fotos. El encuentro fue muy entretenido, pero Pons resulta tan cercana que a ratos era más una conversación entre amigos que un cara a cara más formal.

Chelo Pons, modelo de tallas grandes por Archerphoto, fotógrafo profesional en Valencia

Chelo Pons, modelo de tallas grandes

"Resulta casi imposible vivir exclusivamente del trabajo de modelo" explica Chelo, refiriéndose a la cuestión específica de las tallas grandes " pero sí se encuentran trabajos, sí hay demanda". Sobre sus principios, cuenta "yo empecé porque siempre he sido muy fotogénica. Salía bien en las fotos, tenía contactos en el mundo artístico, y en torno a 2013, un poco antes de que se popularizase todo esto del mundo curvy, empecé a hacerme fotos. Mi primer book me lo hice con una amiga, fotoperiodista, Consuelo Chambó y después otra sesión con Juan Solbes". Eso le proporcionó una cierta seguridad ante la cámara, y sus mejoras coincidieron con la eclosión del movimiento curvy. "Yo soy una mujer madura", expresa Chelo con una cierta gravedad, "con unos kilos de más, no hay duda, y me siento fenomenal...  A partir de ahí lancé mi fanpage (https://www.facebook.com/Plus-size-modelo-XL-Chelo-Pons-935855069824623/?fref=ts) y pensar en lo que es la diversidad. En realidad, este pensamiento vino por el colegio de mis hijos, que es un lugar donde se apuesta mucho por la diversidad y para mí es muy importante en todos los campos.  En Valencia es muy difícil, hay más trabajo en Barcelona y Madrid, porque aquí sigue existiendo ese estigma, diga lo que diga quien quiera".

La respuesta del entorno a las fotos menos inocentes

No es lo mismo una sesión de fotos, por decirlo así, en la que se muestren vestidos que una en la que se vea más piel. Las reacciones son diferentes. "Una vez tuve la fanpage seguí haciéndome fotos", relata Chelo Pons "y algunas en una línea boudoir.  Eso escandalizó a algunas personas, incluyendo a algunas de mis amigas más íntimas, que me preguntaban que cómo se me ocurría. En mi página, claro, había reacciones positivas, pero algunas de personas muy próximas se escandalizaban. Hasta mis padres, o amigas mucho más jóvenes que yo".

Lo curioso de esto es que Chelo no es una persona que no sepa lo que hace. "A mucha menos gente le escandaliza que una chica que acaba de cumplir 18", explica, "exponga este tipo de fotos que lo haga una persona que tenga la cabeza ya amueblada y sepa lo que hace".

Chelo Pons, modelo de tallas grandes por Archerphoto, fotógrafo profesional en España: Madrid, Barcelona, Valencia...

Una sola experiencia negativa

"Hay gente a la que disgusta que una persona como yo, que tengo 46 años y muchas curvas, aparezca en fotografías así", explica. "De hecho, para mí, el desnudo es un arte y para mí la libertad de expresión es muy importante. Hay una anécdota: estoy en un grupo de Nude Art, y colgué una  de las fotos que me hizo Pedro Hernández (un prestigioso fotógrafo valenciano que vivió una larga temporada en Francia), un gran fotógrafo,  y una chica de las que estaba en la página dijo algo así como <<yo no tengo porque ver esto>>. Evidentemente estaba fuera de lugar, y así se lo hicieron ver los administradores de la página, pero no deja de sorprender. No les gustan las curvas. Ellas dicen <<estás gorda>>. Pero a mí me da igual su opinión, lo hago por mí misma". Pons matiza que el punto diferenciador es mientras se mantenga la salud y que, además, puede servir de ejemplo para algunas chicas que también tienen sobrepeso y que lo llevan mal. La báscula no tiene porqué impedir, se deduce de sus palabras, que puedas mostrar una imagen atractiva. "Pero fíjate que es una mujer, joven además. Si están en ese grupo, es porque tal vez posen ellas o estén interesadas en el desnudo", comenta Chelo, "¿cómo puede ser que tú misma estés diciendo públicamente que no quieres ver eso cuando has entrado libremente en el grupo?".

Los típicos buscones

"Eso nos pasa a todas", concreta, "hay fotógrafos, follógrafos y buscones. Una anécdota curiosa: el otro día, un señor de la fanpage, muy educado, me escribía diciéndome que era un hombre sumiso y que le gustaría una mujer como yo. Si no le interesa, por favor dígamelo, porque usted es una dama. En general, yo antes de hacer cualquier sesión procuro tener una reunión previa, un café o algo así para saber de primera mano la persona con la que trabajaré".

Lo primero, para mí, es el cara a cara". En este aspecto, coincido plenamente: es imprescindible establecer un vínculo de confianza para que los resultados sean buenos. "Cuando estás en una sesión no puedes estar ni exhibiéndote de manera excesivamente provocativa ni con la bata puesta y cuello alto" dice Pons "porque así no funcionan las cosas. Pero eso suele venir de no haber dejado claras las cosas previamente: hay que ser consecuente. Y por supuesto, si no tienes confianza en ti misma, difícilmente lo vas a hacer".

Autoestima

"La autoestima es importante". Chelo Pons es rotunda al respecto. "A mí me jode como a todo el mundo, cuando no me viene mi ropa. Pero no por nada en particular, sino porque no tengo un presupuesto ilimitado para gastar. Pero luego tienes a los detractores de las modelos curvy por el tema de salud. Yo no voy a ser delgada en mi vida. Pero me cuido: ahora estoy a dieta. Y hago deporte. Pero hay gente que en seguida se precipita para decir que no estás contenta con tu cuerpo. No es mi caso. Lo importante es que tú te veas bien, que te arregles y estés contenta".

Pons es muy consciente también de la importancia de las tiendas de tallas grandes. "Especialmente hay chicas jovencitas que lo llevan mal y necesitan tener esta opción". De hecho, ella misma trabajó en una tienda de la que también fue imagen, Trovada. Ahora se mantendrá en ese último aspecto, pero tendrá más tiempo para otros trabajos de modelo.

Chelo Pons, modelo de tallas grandes por Archerphoto, fotógrafo profesional en España: Alicante, Castellón, Pamplona, Zaragoza, Tarragona

Vivir como modelo de tallas grandes

"Es prácticamente imposible en València. Tendría que moverme en otro ámbito. Tal vez en Barcelona o Madrid. Yo he conseguido algunos trabajos profesionales, pero aquí es francamente difícil. No he hecho los suficientes como para poder decir que vivo de esto". El problema casi siempre es el mismo: aunque pueda haber demanda, la mayoría está focalizada en las ciudades más grandes.

Pons no solo está metida en el mundo de la imagen, sino que está muy metida en cuestiones relacionadas con su voz: es soprano y ha participado en múltiples musicales desde hace años y últimamente está metiéndose en el mundo de la locución publicitaria. Si queréis echar un vistazo a su canal de Youtube, que también tiene cosas interesantes, podéis mirar aquí: https://www.youtube.com/channel/UCr3m36ofQTzpkWzm76gotYA

En cuanto a mí, bueno, soy Sergi Albir, soy fotógrafo profesional (aunque lo de escribir también llevo haciéndolo algunos años) y si necesitas fotos puedes contactar conmigo en mi correo electrónico (sergi@archerphoto.eu) o enviarme un Whatsapp al +34 644459753. Si me llamas, según cómo esté de liado, tal vez no lo coja. Pero eso ya lo sabías 😉