Bonsai Kittens: los gatos embotellados

Hay cosas intolerables en este mundo. Una de ellas es hacerle malo a un gatito. Todo el mundo ama los gatitos, que son uno de los dos pilares de Internet. Así que si cuento que alguien maltrata un gatito tengo la atención asegurada. Hoy hablaremos de la terrible gente que embotella gatitos.

Es factible que haya algún despistado que no sepa que esta historia es falsa, pero incluso entre los que saben que es falsa, no saben los detalles de la historia. Así que vamos a contar el caso.

Bonsai Kittens: los gatos embotellados

El día 30 de octubre de 2000 la web Cruel.com llamaba la atención sobre este suceso en su sección “Sitio cruel del día”. Una web llamada Bonsaikitten.com explicaba la manera de criar gatos dentro de jarros de cristal, con detalles acerca de la manera en la que el animal defecaría, orinaría y se alimentaría al vivir permanentemente dentro del recipiente. La web estaba llena de imágenes e instrucciones, detallando el material necesario para conseguir introducir a los animales dentro del vidrio y mantenerlos vivos durante años. “Dedicados a preservar el arte perdido de la modificación de mascotas”, rezaba el titular de la web. La persona a cargo de la web era el Dr. Michael Wong Chang y la web estaba alojada en el Massachusetts Institute of Technology.

Bonsai Kittens

Un montón de defensores de los animales se lanzaron a denunciar públicamente la web y a compartir imágenes acompañadas de textos llamando a la acción. La web había sido una broma organizada por un alumno del MIT para llamar la atención sobre la naturaleza como mercancía, así que en los primeros momentos incluso concedió algunas entrevistas en nombre del Dr. Wong, personaje inventado para la ocasión. La difusión de este bulo fue espectacular, llegando a millones de personas, principalmente a través de mensajes de correo electrónico que entonces no eran tan sencillos de detener porque los programas de correo no contaban con sistemas antispam.

La cosa se puso tan escandalosa -muchísimos activistas enviaron quejas a las asociaciones animalistas- que la oficina de Boston del FBI abrió una investigación y en 2001 citó a declarar a los responsables de la web del MIT, pero acabó concluyendo en que apenas un poco de retoque fotográfico y un sentido del humor negro había sido la base de todo el revuelo. Pero claro, siempre es mucho menos espectacular desmentir que difundir escándalos así que el bulo fue volviendo:

“A todos los que amen a los animales.

Un sitio que pudimos cerrar el año pasado ha vuelto. Tenemos que intentar cerrarlo de nuevo. Un hombre japonés en Nueva York alimenta y vende gatitos que llamados Gatos Bonsai,

Sonaría mono, si no fuese porque son gatito que se han metido en botellas pequeñas después de recibir un relajante muscular y entonces se quedan encerrados para el resto de sus vidas…”.

La cosa seguía y decían que se vendían como souvenirs en NY, China, Indonesia y Nueva Zelanda.

Lo interesante es que en las iteraciones posteriores al primer lanzamiento ya se trata “de un hombre japonés en Nueva York”. Pasamos de un -presumible- chino americano a un hombre japonés y de Massachusetts a Nueva York, que vale que no estén muy lejos, pero esto suena a escuchar campanas y no saber dónde.

La cosa siguió coleando, porque los grupos animalistas dijeron que, incluso sabiendo que el site era falso, era dañino, e insistieron mucho en su cierre, que consiguieron durante algún tiempo. Los defensores de la web dijeron que era evidente que se trataba de una sátira, si bien cruel, válida, en la línea de “A Modest Proposal”, de Jonathan Swift -sí, el de Gulliver- en la que proponía que los ricos se comiesen a los hijos de los pobres.

Actualmente la web vuelve a estar en pie con el mismo look lamentable que tenían las páginas en torno al año 2000, http://bonsaikitten.com

http://hoaxes.org/archive/permalink/bonsai_kitten

Esta historia la contamos en La Noche es para Mí, con Miguel Coll, en  M80 Radio, el 1 de octubre de 2015

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Por favor, resuelva el Captcha para comentar. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.