Electricidad y frutas

Electricidad y frutas

Electricidad y frutas

La verdad está ahí fuera. Eso es lo que decían en la mítica Expediente X, una serie que, la verdad, recopilaba un montón de cuestiones que alguna gente quería pensar que estaban cerca de la ciencia-ficción, pero, en general, estaban tan cerca de la ciencia como Donald Trump de ganar el Nobel de la Paz. Pero bueno, hoy he decidido traer, en vez de un tema central, unos cuantos desmentidos rápidos que es posible que contribuyan a evitar el ridículo de alguno de nuestros oyentes. Hoy presentamos: “La dispar partida de paridas contemporáneas”.

Empecemos por un desmentido rápido y fugaz que le vi a una amiga que, además de de amiga, resulta que se dedica profesionalmente a la ciencia, pero que si tiene un día malo, patina. Veamos: evidentemente, el vídeo en el que se combinan un kiwi y un plátano para sacar un engendro intermedio -le llaman híbrido, pero eso solo sería verdad si existiese. Lo dicho, el vídeo es solamente es, eso, un truco visual de buena calidad que se ha convertido en viral. El origen está en una broma del April Fool’s Day, que es el día de los Inocentes que tienen los estadounidenses. Ojo, porque se acerca, es el día 1 de abril y seguramente mucha gente picará con bromas mejores o peores. En este caso fue Foods Around, que compartió un vídeo de la celebración de esta fiesta en 2014 de Kin Community, que básicamente se dedica a publicar vídeos de recetas.

Otra idiotez en vídeo que ha llenado el corazón de primavera de muchos ingenuos ha sido uno en el que consiguen cargar un móvil enchufándolo a un par de limones. La cuestión es que, como siempre, vamos a romper el corazón de alguna gente ingenua que había descubierto, gracias a la física recreativa que se puede generar corriente eléctrica con los dos limones. Se trata de un vídeo que es más falso que un euro de madera, que se califica en algunos círculos como “truco de supervivencia”. Mediante la reacción de oxidación-reducción podríamos conseguir un voltaje cercano a los 0,2 voltios, pero necesitaríamos 5 voltios para cargar el móvil. Por otra parte, el amperaje necesario estaría en torno a los 500 mA, y los limones no nos van a dar jamás esa intensidad de corriente. Es un poco descorazonador, porque miles de cuñados habían puesto sus esperanzas en la sostenibilidad cítrico-energética del planeta y ahora tendrán que buscar otra solución. He encontrado vídeos también con sistemas similares que emplean sandía, plátano o manzana. Todos igual de falsos. Veamos alguno de estos ejemplos que relacionan electricidad y frutas.

https://www.youtube.com/watch?v=540Dy1QP56E

<Curiosamente he encontrado un vídeo en el que se mide la cantidad de electricidad que podemos obtener de algunas frutas https://www.youtube.com/watch?v=0Mux8HScrTA>

Una corriente alternativa a los salvadores frutales existe desde hace tiempo: un vídeo de un minuto y medio con narración automática en el que una base eléctrica de seis hembras tiene el macho conectado a una de ellas. El cable está enrollado -y no estirado- y eso hace de bobina eléctrica, con lo que -siempre según el vídeo- después de darle un poco de corriente con un encendedor eléctrico, podemos conectar bombillas y cargadores de móvil. ¿Para qué estar conectado a las compañías eléctricas? Lamentablemente, tampoco es cierto.

Sin ahondar demasiado, también hay un vídeo cutre en el que nos explican como, gracias a un poco de papel y un par de monedas podemos cargar los móviles con la electricidad que genera nuestro propio cuerpo. La cuestión con este vídeo es que en septiembre de 2014 sí salió en Newsweek un artículo sobre el potencial de que se pudiese aprovechar la energía corporal, pero desde luego estamos muy lejos de poder aprovecharla con lo que tengamos por casa. Esto está basado en piezoelectricidad, un fenómeno que ocurre en determinados materiales, (algunos cristales, cerámica o material biológico), que al ser sometidos a tensiones mecánicas acumulan carga eléctrica. No es una tecnología realmente nueva, porque se ha empleado para relojes digitales o, fíjate, para los mecanismos que proporcionan la chispa en los encendedores eléctricos que comentábamos antes.

Estos vídeos -no hay uno, hay muchos- y tienen millones de visitas. El punto es siempre el mismo: con un poco de edición de vídeo y ocultando algún cable, y añadiendo frases como “esto es lo que las compañías eléctricas no quieren que tú sepas” podemos conseguir que alguna gente que no tenga en cuenta la ley de la conservación de la energía se crea cosas así. Todavía no sé si existe CECSA, la Compañía Eléctrica de los Cuñados, Sociedad Anónima, pero entre el vídeo de los limones y este estoy casi seguro de que estarán a punto de fundarla…

One thought on “Electricidad y frutas

  1. Pingback: ¿Limones que curan el cáncer? - Esmentira.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Por favor, resuelva el Captcha para comentar. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.