Los plátanos y la bacteria devoradora de carne

Spread the love

Hay veces que uno se pone a leer y se inquieta demasiado. El mundo está lleno de cosas peligrosas inesperadas. Hay algunas que las vemos, y otras que no: hoy traigo el aterrador caso de los plátanos portadores de la bacteria devoradora de carne humana.

Una vez hemos hecho el gancho yo estoy seguro de que habrá gente que ya esté pensando en aterradores plátanos zombis. Pero como ya he comentado, se trata de una serie de bacterias que… En fin, mejor leemos la leyenda y después vamos aclarando cosas.

Los plátanos y la bacteria devoradora de carne

Varios envíos de plátanos de Costa Rica han sido infectados con fascitis necrotizante, también conocida como la bacteria devoradora de carne. Recientemente, esta enfermedad ha diezmado la población de monos en Costa Rica. Ahora estamos empezando a aprender que la enfermedad ha sido capaz de transferirse a la piel de las frutas en la región, sobre todo el plátano que es el mayor producto que exporta Costa Rica. Hasta este hallazgo científico no estaban seguros de cómo se están transmitiendo la infección. Se aconseja no comprar plátanos durante las próximas tres semanas, ya que es el período de tiempo durante el que los plátanos que se han enviado a los EE.UU. tienen posibilidad de llevar a esta enfermedad. Si ha comido un plátano en los últimos 2-3 días y se levanta con fiebre seguida de una infección cutánea ¡¡¡busque atención médica !!!
La infección de la piel de la fascitis necrotizante es muy dolorosa y se come dos o tres centímetros de carne por hora. La amputación es probable, la muertees posible .. Si está a más de una hora de distancia de un centro médico, quemar la carne de la zona infectada se recomienda puede ayudar a frenar la propagación de la infección. La FDA ha sido reacia a emitir una advertencia general al país por temor a un ataque de pánico. En secreto han admitido que calculan que más de 15.000 estadounidenses se verán afectados por esto, pero que estos son “números aceptables”. Por favor, envía esto a la mayor cantidad de gente que te importe como sea posible, nosotros no sentimos que 15.000 personas sea un número aceptable.

IMG_4479_small
Plátanos aparentemente inocentes.

En 1999 empezó a distribuirse por Estados Unidos esta importante información que, de no haberse difundido hubiese causado el espantoso número de CERO víctimas. Ninguna, oiga. Lo malo es que, como sucede a menudo, hay una parte de verdad en estos bulos que se van expandiendo: en este caso lo cierto es la enfermedad, que sí existe, y lo falso es que se pueda transmitir con un plátano.
Lo mejor es que la historia va adquiriendo tintes más preocupantes según avanza: al principio las víctimas son solo plátanos, pero después hasta 15.000 personas pueden morir, y el malvado gobierno federal americano ha decidido ocultarlo porque les parece que 15.000 personas son aceptables para una epidemia.
La enfermedad es bastante desagradable, bastante rara y se transmite a través de infecciones de varias bacterias sobre heridas abiertas (os podéis ahorrar ver las fotos, de verdad). Pero habitualmente tiene que ver con bacterias que ya tenemos en nuestra propia piel o que se encuentran en aguas sépticas o con agujas sucias. Y, bueno, la mortalidad se reduce a un 12% si se diagnostica en los cuatro primeros días, así que mantener en secreto algo así hubiese sido una estupidez máxima. Por supuesto, si el causante ya lo tenemos encima, no tiene mucho sentido que culpemos a un montón de plátanos inocentes que viajan en barco sin tener culpa de nada.
Por otra parte, el tratamiento sí suele implicar antibióticos y, puntualmente, retirar el tejido afectado, pero en ningún caso parece que ponerse a quemarse la carne vaya a ayudar mucho.
Volviendo al caso particular: en Cartago, Costa Rica, sí hubo en 1999 un brote de fascitis necrotizante, pero no hay informaciones de que hubiese un solo mono muerto. Dos personas murieron y nueve fueron infectadas. Con todo el respeto para estas personas, la difusión de la información era intencionadamente alarmista. Sobre todo porque si echamos un vistazo a una web especializada, ninguno de los factores de riesgo incluye ya no plátanos, sino ningún alimento: heridas, tatuajes, o cirugía están mucho más relacionados con la enfermedad que ninguna otra cosa.

Hay versiones similares de la historia en 2003 con Uvongo Kwa-Zulu Natal, en Sudáfrica. Aquí ya no hay informes de brotes de la enfermedad. Monos si tienen, y hasta un centro de acogida para monos huérfanos y heridos, especialmente de cercopitecos verdes.
http://www.monkeyrescue.co.za/

Bananas
¿Son peligrosas las bananas? ¿Eh?

Los plátanos son buenos. Siempre hay que llevar un plátano a una fiesta. Lo siento, esto es una cita de Doctor Who que tenía que hacer. Pero bueno, pueden ser peligrosos. Sobre todo en grandes cantidades: para acelerar la maduración se suelen incorporar cantidades bajas de etileno, que se incorpora en cantidades unas 100 veces menores a lo que hace falta para que resulte explosivo, pero ha habido varios casos en los que una gestión incorrecta del etileno ha causado explosiones. En 1934 en Brisbane, en 1968 en Granollers, o en 2013 en Líbano.

Sergi Albir

Esta historia la contamos en La Noche es para Mí, con Miguel Coll en M80 Radio, el 29/10/2015

http://www.healthmap.org/site/diseasedaily/article/flesh-eating-bacteria-honduras-21913
Mejor no mires esta si no quieres ver fotos algo desagradables. https://en.wikipedia.org/wiki/Necrotizing_fasciitis
http://www.nnff.org/newsite/facts.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Por favor, resuelva el Captcha para comentar. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.