Nadie ha pintado los colmillos de los elefantes de rosa

Spread the love

Las ocurrencias repentinas suceden constantemente. No es nada nuevo, pero antes no era tan sencillo difundir ideas locas por el mundo. Si a alguien se le ocurría algo que, aunque pareciese bueno, fuese una estupidez, antes de conseguir publicarlo, alguien con criterio impedía que tuviese mucha exposición. No, no estoy hablando del Brexit, sino de que nadie ha pintado los colmillos de los elefantes de rosa para evitar que los cazadores furtivos los maten. Colocaremos la noticia original, después el desmentido y después la parte de verdad que sí ha sucedido.

El texto decía lo siguiente:

Una de las mejores cosas que he visto después de mucho tiempo. Usan el mismo tinte rosa que está conectado a billetes robados. Esto hace que el marfil de los cuernos sean invendibles, y no pueda ser consumido. Los animales no están dañados y está salvando sus vidas. Por favor c0mparte, gracias.

En un prodigio de intentar evitar el castigo de Facebook a las peticiones de compartir (sí, amigos, Facebook castiga cuando pedimos compartir para evitar que la gente sea demasiado plasta), se sustituye la letra o de compartir por el número 0.

Después iba la imagen que colocamos aquí, y que ya hemos etiquetado como falsa.

nadie ha pintado los colmillos de los elefantes de rosa

Hay varios motivos por los que pintar de rosa los colmillos, cuernos, etc de estos animales NO es una gran idea. La primera es que para pintarle los cuentos de rosa a un bicho salvaje de varias toneladas vas a necesitar capturarlo y sedarlo. Anestesiar un bicho de semejante tamaño no está exento de riesgo y coste y, por si fuese poco, supone un riesgo muy importante para su salud. Cuando vas a operar a una persona estos riesgos se reducen mediante análisis y cálculos previos. Es poco probable que consigas saber el peso exacto y que un paquidermo te entregue un análisis de sangre reciente antes de que le dispares con un dardo tranquilizador.

Por otra parte, los colmillos crecen todos los años, así que el sistema no sería muy duradero. Y por si fuese poco, hay una parte importante del colmillo que no está al aire, sino bajo la piel, con lo que los furtivos seguirían pudiendo llevarse una parte de marfil intacto tras matar al animal.

Todo esto no es que lo diga yo, lo explicaba Joyce Pool, de la reserva de caza de Thula Thula.

https://www.thedodo.com/pink-tusked-elephant-1699897629.html

Por si todo esto fuese poco, la primera imagen que apareció con este tema, allá por 2012, ya estaba declarada como que era una imagen manipulada digitalmente.

Y sin embargo, hay una parte de verdad

Y sin embargo, sí existe un proyecto en el que se intenta hacer algo así con rinocerontes y un tinte que penetraba profundamente en el cuerno, y envenena, teóricamente, solo esta parte del animal. Se les inyecta una mezcla de ectoparasiticidas y tinte rojo.

El motivo es que así, cualquiera que fuese a consumir el cuerno de rinoceronte (en Asia hay quien lo utiliza para rituales relacionados con la sexualidad, pero sin base científica alguna), tendría graves problemas de salud, de manera que el valor del cuerno en el mercado sería nulo. Esto es parte del Rhino Rescue Program y hay alguna foto del proyecto real, que no es tan rosa, y el programa ha tenido sus parones porque por una parte sí parecía que el animal sufría algunos daños, y por otra, el gobierno no veía con buenos ojos estos experimentos aunque parece que desde 2014 la cosa va lentamente mejorando.

Ah, y un detalle más recogido de Wikipedia y Snopes. El cuerno del rinoceronte no es marfil ni hueso, es queratina. Como las uñas. Pero, lo dicho, nadie ha pintado los colmillos de los elefantes de rosa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Por favor, resuelva el Captcha para comentar. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.