06/30/16

La cerril desgracia del nacimiento de la criptozoología

Hoy tampoco traigo exactamente UNA leyenda urbana. Traigo un chorrotón de ellas semiorganizadas, mal categorizadas y con información inexacta. Que uno podría pensar: Albir ha decidido escaquearse y se trae una excusa, pero no es verdad. Hoy presentamos: la cerril desgracia del nacimiento de la criptozoología.

Con un nombre así, si la criptozoología no es una ciencia que se estudie en Oxford o Harvard, poco debe faltar. Al menos, esa es la primera impresión que tiene uno cuando le mentan la palabra la primera vez. Uno imagina un tipo con bata, un microscopio, un laboratorio oscuro con cadáveres de animales suspendidos en columnas llenas de líquido con iluminación independiente… Esas cosas. En realidad, la imagen estándar del criptozoólogo debería acercarse más a camisas blancas de tejido muy resistente, mangas largas y embudos en la cabeza.

kraken Mary Mapes Dodge, St Nicholas

Recogiendo el tema en Wikipedia, tenemos la siguiente definición:

“La criptozoología (del griego κρυπτος cryptos, ‘oculto’, ζωος zoos, ‘animal’ y λογος logos, ‘estudio’; literalmente: ‘el estudio de los animales ocultos’) es una pseudociencia que se ocupa de la búsqueda de animales cuya existencia no ha sido probada. Los animales de interés criptológico son llamados «críptidos», término acuñado por John Wall en 1983. Esto incluye a especímenes vivos de especies extintas, como dinosaurios no aviares; animales que carecen de evidencia pero aparecen en mitos, leyendas o reportes oculares, como Piegrande, el Chupacabras o el Monstruo del lago Ness;2 y animales salvajes dramáticamente lejos de sus zonas geográficas, como gatos fantasmas (también llamados grandes felinos alienígenas)”.

Reddit, que es una web con unas miras muy amplias, dispuesta a compartir tanto información fidedigna como bromas, opiniones o rumores tiene una definición más amable: “la criptozoología está dedicada a la discusión razonada y lógica de críptidos y criaturas no descubiertas”. Y de ahí a entradas en su foro a perros zombi, el Bigfoot, el Yeti, el Monstruo del Lago Ness, el Chupacabras, el Sasquatch, los gnomos o los unicornios.

unicorn

Lo curioso de la criptozoología es que, aunque sea, por norma general, un timo absoluto, sigue el principio del reloj parado. Aunque no funcione, todos los días da dos veces la hora con precisión. En el aluvión de imprecisiones, leyendas, mentiras y fraudes que se amparan bajo esta seudociencia encontramos realidades puntuales: animales como el okapi, el celacanto, el dragón de komodo o la mariposa esfinge de Morgan, así como el calamar gigante fueron mencionados antes en el ámbito de la criptozoología que en el de la zoología convencional. Y nada les da más alas a los fieles seguidores de bulos que encontrar reconocimiento. Así que se lanzan hacia dragones, hombres-lagarto, hombres polilla y también, según veas un lago de tamaño mediano, alguien que asegura no haber consumido tanto alcohol, un monstruo acuático. Que conste que yo esto he de defenderlo. Si los escoceses han tenido toda la vida un monstruo -que vale, no existe- en el Lago Ness sin prueba alguna… ¿Por qué en el Lago Alkali de Nebraska o en el Lago Como de Italia no lo van a tener?

Criptozoología y tecnología. Un amor inevitable.

Uno de los avances tecnológicos que ha permitido el florecimiento de la criptozoología en todo el mundo ha sido Photoshop. Tanto un artista que quiera imaginar algo como un desaprensivo que necesite pruebas de algo que, vaya, solo existe en la mente de unos cuantos creyentes tiene a su alcance herramientas tecnológicas para crear una imagen. Como además, Internet aprovisiona a todo el mundo de imágenes reales detalladísimas de todos los bichos del universo, el material base para crear los críptidos (estos animales que no existen) también está totalmente disponible. Es casi tan sencillo crear un críptido como un concurso de cocineros en la tele. No, aún más fácil. Mucho más fácil. Reconozco que esto era solo una queja amarga porque no me gustan esos concursos. Me inquieta verlos con tanto cuchillo…

Estos bichos producen un efecto llamada que no es nuevo: muchas de estas leyendas tienen cientos de años de existencia, como el caso del kraken (un calamar gigante que atacaba barcos), el Big Foot o el Yeti, así que tienen su público. Y no se desaprovecha la oportunidad ya en programas de TV, ya en Youtube y webs variopintas.

criptozoología

Como ciencia la criptozoología lo lleva muy mal. Cada poco tiempo aparecen biólogos o zoólogos explicando que no se trata de una rama científica, sino de un empastre que combina rumores, folklore y biología. Sus procedimientos metodológicos en general tienen más en común con la literatura y el sensacionalismo que con el método científico, pero eso no parece importarle a sus fans, si bien no gana puestos en los rankings de las pseudociencias: la astrología, los OVNIs y la parapsicología parecen mantener su distancia.

https://es.wikipedia.org/wiki/Criptozoolog%C3%ADa

http://www.geek.com/news/the-11-best-cryptozoological-monsters-1642422/

Esta historia la contamos el 30 de junio de 2016 en La Noche es para Mí con Miguel Coll, en M80 Radio.