Sesión de fotos en exteriores con María Roca

Sesión de fotos en exteriores con María Reyes por Archerphoto, fotografos Valencia

Al César lo que es del César. Inicialmente yo tenía otra idea pensada. Para esta sesión de fotos en exteriores con María Roca, la idea la aportó ella, porque la que tenía yo, a pesar de ser interesante, era probablemente menos brillante que esto que me propuso ella. Así que como ella había pensado ubicación y concepto, yo me adapté a su propuesta inicial, y la llevé a cabo. Un lugar desierto, una modelo con la que se trabaja de manera fantástica, exteriores y tranquilidad. Nada de lo que quejarse, así que, adelante.

Hay más fotos de esta sesión en otro sitio

Ahora bien, en esta sesión hay algunas fotos de desnudo que no me viene bien que estén dentro de esta web, así que coloco un enlace con las fotos que no subo aquí, a otra de mis webs: sesión de fotografía en exterior 2019. No tengo nada contra el desnudo, pero aquellas en las que se vea alguna cosa pueden darle problemas a alguien que esté viendo esta web desde el trabajo, y esta web la tengo concebida como «safe for work», así que probablemente le acabéis dando al enlace. Los resultados a mí, evidentemente, me gustan mucho, pero no soy yo el que debe hacer esta evaluación.

A la hora de procesar, a menudo la gente se decide por llevar a cabo el mismo trabajo con todas las fotos, con pequeños matices. Les quedan las páginas muy aseadas en Instagram, y esto hay a quien le trae un gran éxito y miles de seguidores. Pero no es mi caso: para mí la unidad de comunicación es la fotografía. No la sesión. Así que cada una la proceso de una o dos maneras diferentes. En esta sesión de fotos en exteriores con María Roca hay blanco y negro, color y virados con colores diferentes.

Si estás interesada en fotografías en este estilo (o en cualquier otro) puedes contactar conmigo mediante un mensaje a sergi@archerphoto.eu o un Whatsapp al +34 644459753 para que comencemos a preparar todos los detalles.

Cisne negro

cisne negro por archerphoto fotógrafo valencia

He de reconocer que en ocasiones el desafío no es hacer fotos. A veces lo complicado es redactar un post en el que poner algo de texto sobre qué me ha llevado a hacer estas fotos. En este caso es sencilla y puramente que me aburría, me he ido a los Jardines de Viveros (o Jardines del Real también se llaman) aquí en Valencia, me he ido al estanque de los patos y le he hecho algunas fotos a un cisne negro que me ha caído bien.

Mi conocimiento de las aves ansariformes es bastante flojo. Prácticamente inexistente. He descubierto, eso sí, que la variedad a la que he hecho fotos, Cygnus atratus, era desconocida en occidente hasta el s.XVIII, así que son de origen australiano, como los periquitos o las avestruces.

Cisne negro, imagen de Archerphoto, fotografos Valencia

Aparte de eso, he leído un poco sobre la teoría del cisne negro. Un suceso sorprendente sucede, tiene un impacto importante y después el espectador lo racionaliza en retrospectiva. Como ejemplos, Internet, los ataques del 11S o la aparición de los ordenadores personales.

El origen de la expresión es fantástico: Décimo Junio Juvenal, un poeta romano, escribió en un verso rara avis in terris nigroque simillima cygno (6.165). La traducción al español sería un ave rara en la tierra, y muy parecida a un cisne negro. Cuando escribió el verso pensaban que el cisne negro no existía. El concepto fue acuñado por Nassim Nicholas Taleb.

Cisne negro, imagen de Archerphoto, fotógrafo en Valencia
Cisne negro escondiéndose de los rollos que cuento.

Evidentemente, he cotilleado un rato por Internet para escribir esto porque no se me ocurría nada, pero igual si has leído esto tú también has aprendido algo. Y has visto unas cuantas fotos de un cisne negro valenciano.

Si te han gustado las fotos y quieres comprarte un cisne negro, no puedo ayudarte. Pero si necesitas fotos de casi cualquier cosa, eso sí es más lo mío. Un mail a sergi@archerphoto.eu o un Whatsapp al +34 644459753 y hablamos.

Cisne negro en blanco y negro, fotografía Valencia

Recuperando fotos del archivo

recuperando fotos del archivo - Archerphoto, fotógrafo profesional en Valencia, Samsung NX1000, Minolta Rokkor 58 1,2

En 2014 compré mi primera mirrorless (cámara sin espejo), una Samsung NX1000 que me vendió un amigo. La compré por varios motivos: el primero y más importante, es porque no tenía ninguna que pudiese emplear el objetivo que me vendía mi amigo, un Minolta Rokkor 58 1,2 que era -y es- una auténtica joya. El segundo es que era ligera, pequeña y él me aseguraba que daba muy buena calidad. Tanto me gustó que me acabé comprando después el modelo posterior (NX500) que he empleado para muchas otras cosas.

Samsung hacía cámaras espléndidas que ha dejado de fabricar. La idea, por lo que leí, era que estaban planteándose conseguir venderle los sensores a Nikon, algo que ha conseguido Sony. Cuando el negocio demostrativo que había montado Samsung falló y tampoco hacían un gran negocio vendiendo cámaras, recogieron sus cosas y se fueron a hacer otras cosas.

recuperando fotos del archivo - Archerphoto, fotógrafo profesional en Valencia, Samsung NX500

Pero yo sigo muy contento con mis dos Samsung para complementar mi Canon, que sigue siendo mi cámara principal. Cuando me puse a actualizar algunos posts antiguos me encontré recuperando fotos del archivo y decidí procesar algunas que hice con la Samsung, y por eso las enseño ahora, años más tarde.

recuperando fotos del archivo - Archerphoto, fotógrafo profesional en Valencia, Samsung N1000, Minolta Rokkor 58 1,2

Soy Sergi Albir y hago fotos. De personas, de cosas, de eventos y de más cosas. También hago vídeos y posicionamiento SEO. Si necesitas contactar conmigo, sergi@archerphoto.eu o un Whatsapp al +34 644459753 y podemos empezar a trabajar. Estoy en Valencia, España, pero trabajo donde sea necesario.

 

Voy recuperando cosas del archivo. Esta es una galería de fotos de chicas en blanco y negro que iré poblando con imágenes interesantes de años anteriores.

Brighton en octubre

Brighton en octubre

El tópico de que en Reino Unido siempre está lloviendo es difícil de erradicar. Es falso.  Pero está instalado en el imaginario popular que la frecuencia de las lluvias es casi permanente, y probablemente es culpa de las películas y series que vemos. Brighton está situado en el condado de Sussex, en  la costa sur de Inglaterra. A menos de una hora de la capital inglesa en tren (y a una media hora del aeropuerto de Gatwick), así que es, en términos prácticos, la playa de Londres.

Brighton en octubre

Old Pier in Brighton, black and white, foto en blanco y negro de Brighton

 

Pero Brighton tiene una identidad propia. Es un sitio con personalidad, con referencias cinematográficas, con lugares emblemáticos y con un ambiente especial. Quadrophenia, MirrorMask o Mona Lisa se rodaron allí por citar algunas películas.

Brighton en octubre

Mi idea aquí no es hacer un recorrido turístico por Brighton, si bien mi visita tocó muchos de los lugares famosos, aquí enseñaré un reportaje que no pretende, en absoluto, ser una guía. Más bien al contrario: si tuviese que enumerar los lugares y mostrar imágenes representativas fallaría espectacularmente. Lugares como el Pier, el Royal Pavillion o los Lanes son lo más típico. Yo le hice más caso a las gaviotas o a alguna escalera en el callejón de Quadrophenia.

Brighton en octubre

Algunos detalles de Brighton

Brighton es, en muchos aspectos, muy diferente a Londres. No solo por el tamaño (hablamos de una ciudad que no llega a los 300.000 habitantes, aunque si se cuenta el área metropolitana con Hove llegan casi al medio millón) donde hay una representación mucho mayor de los colectivos LGTB que en el resto de Reino Unido. Además, tiene una activa vida cultural, una enorme cantidad de tiendas alternativas e independientes. Sí, también tienen su clásica calle principal con las franquicias internacionales y sus centros comerciales, pero no son significativas.  Una reputación de ser la ciudad más feliz del país, un montón de universitarios y una vida nocturna importante. A mi llegada me parecía haber caído en Benidorm o Magaluf. Pero en realidad, allí, a pesar de estar de fiesta, se comportaban de manera bastante normal. De día, las tiendas son el centro de atención.

Brighton en octubre

Brighton y los Caballeros Jedi

Brighton en octubre está bien. Unos 15-18 grados, sol y una cantidad razonable de gente en el paseo. En la iglesia, no muchos. No es que yo me acercase a rezar, pero la gente de Brighton es, estadísticas en mano, poco religiosa. Un 42 por ciento de la gente dice no ser religiosa. Pero, eh, de los religiosos, un 2, 6% dice que su religión es la de los Caballeros Jedi, siendo el porcentaje más alto de todo Reino Unido. En la ciudad hay un número importante de gente sin hogar. Teóricamente el gobierno está pendiente de tomar iniciativas para mejorar este aspecto, pero en 2018 ves más gente en la calle que, por ejemplo, en Madrid, Lisboa o Roma. No deja de ser curioso para un lugar en el que está el cuartel general de American Express en Europa, y que es el principal empleador privado de la ciudad.

Brighton en octubre

Como podéis ver, Brighton es un lugar bastante interesante para visitar. No está lejos de Londres y tiene una diversidad cultural que la convierte en un emplazamiento con un encanto especial. Un buen sitio para pasar unos días.

De paseo por allí, grabé un poco  de vídeo de la Marina con la Panasonic VX980 y luego le he metido un poco de suspense y un final probablemente inesperado. No es muy largo 🙂

Soy Sergi Albir. Soy fotógrafo profesional. Si necesitas vídeo, fotos o alguna cuestión relacionada con contenidos, probablemente pueda ocuparme. Puedes contactarme en sergi@archerphoto.eu o con un Whatsapp al +34 644459753.

Verano de 2018, caos y fotografía

Libélula naranja, Libellula saturata por Archerphoto, fotógrafo profesional

Tengo la costumbre de buscar un tema para cada uno de los posts que publico. Es un hábito sano, pero en ocasiones bloquea un poco algunas fotos que proceso y quiero enseñar. Por ejemplo, si vuelvo a una sesión que hice hace unos meses y edito una foto, pero ya había subido el post, tal vez la foto no se vea. Así que he decidido que, de vez en cuando, me tomaré un respiro para colocar fotografías que se puedan quedar sueltas, o que me apetezca volver a subir o lo que sea.

Mariana en febrero de 2018

Una de esas fotos pertenece a una sesión con Mariana Uscanga, y subí un post hace unos meses. Y claro, luego uno repasa y ve alguna foto que merece la pena procesar y no sabe dónde ponerla. Pues aquí mismo.

Verano de 2018, caos y fotografía - Mariana Uscanga - Archerphoto fotógrafo profesional

Hay más fotos de esa sesión que irán saliendo. Pero no ahora. Otras de las cosas que me apetecía enseñar son un par de fotos de Lisboa. Una es de Nadia, que también anduvo capturando sus imágenes, eso sí, con su teléfono.

Verano de 2018, caos y fotografía - Nadia Alba - Archerphoto fotógrafo profesional

En cualquier caso, dejo caer algunas fotos que he ido haciendo y que creo que merecen ver la luz. No se me ocurren, insisto, demasiadas excusas más allá de que en medio de una ola de calor uno merece un poco de piedad.

Verano de 2018, caos y fotografía

Una galería suele ser mejor sistema para colocar las fotos, que así se ven más grandes. Como he advertido, no hay un criterio claro ni de fecha, tema, localización o color.

 

Soy Sergi Albir, soy fotógrafo profesional y hago fotos y vídeo. A veces en Valencia, otras veces más lejos. Si me necesitas, silba. Si aún silbando vieses que no hay efecto visible, un mensaje de Whatsapp al +34 644459753 o un correo electrónico a sergi@archerphoto.eu probablemente sean una idea mejor.

Más fotos.

En Doñana con Canon Explorer Series

Doñana con Canon Explorer Series

Ser fotógrafo profesional en el S.XXI da para escribir una novela de Dickens. Bueno, eso, si fuese Dickens, que no lo soy.  Pero de repente, se abre el cielo y pasa algo inesperado: me llega un mensaje de Canon al correo electrónico en el que se me propone participar en una especie de concurso en el que el premio es acudir a Doñana a probar un montón de equipo de Canon y hacer fotos de naturaleza.

No leo el mensaje con toda la atención del mundo, pero total, solo me piden que les cuente los motivos por los que quiero ir a un evento así, de manera que les aseguro que haré fotos, que escribiré un post (evidentemente es este) y que cantaré loas y alabanzas a Canon y a sus representantes en el mundo terrenal si me llevan a hacer fotos a bichos y plantas a Matalascañas (esto no es una exageración, es que Doñana está por allí).

En Doñana con Canon Explorer Series

En pocos días me contestan con un mensaje en el que dice que soy uno de los elegidos. Me preparo un poco mentalmente y de repente me llega más carga de trabajo en dos días de la que había tenido en meses. Y yo teniendo que hacerme 700 km y pasar un día en un entorno más bien agreste. Pero no voy a dejar pasar la oportunidad y tras hacer una escala en Getafe, donde me recoge Fernando, otro de los fotógrafos elegidos, emprendemos camino hacia el sur.

Cuando llegamos apenas unos minutos tarde por culpa de dos atascos casi consecutivos en Sevilla, tenemos las charlas que esperábamos al día siguiente: Mario Suárez y Marina Cano están allí supuestamente para inspirarnos. A pesar de que son fotógrafos excelentes, soy extremadamente escéptico con todas las charlas en las que se supone que hay que poner expectativas. Sin embargo, les han hecho comprimir las charlas y les falta tiempo, pero se las apañan para condensar la parte que querían contar y ambas presentaciones son fantásticas. Y lo mejor de todo, al día siguiente, nada de inspirar en plan teórico: a Doñana con nosotros.

Un poco más de Mario Suárez y Marina Cano

Mario es un fotógrafo con un innegable prestigio, una técnica impecable y un gusto extraordinario para la composición de imágenes. Está bastante centrado en las aves y nos dio unas cuantas ideas sobre composición e incluso algún truco para conseguir un resultado pictórico muy interesante. Además, nos desveló algún secreto sobre una tecnología que emplea frecuentemente. En realidad, es un empleo inesperado de material de cocina, pero es mejor que no la desvele aquí, porque en las charlas queda realmente divertido.

 Doñana con Canon Explorer Series, por Archerphoto, fotografo profesional

Marina también ha ganado múltiples premios y ha sido portada del National Geographic. Casi nada. En su caso, plantea siempre su fotografía desde un punto de vista más emocional, intentando comunicar su propia sensibilidad al observador. Explicaba que había abandonado su carrera como profesora de música  por la fotografía. No es algo que se haga de manera sencilla. Esta cántabra ya estaba consagrada como fotógrafa cuando dejó la enseñanza, pero no es sencillo pasar de los años en el conservatorio si no cuentas con una verdadera pasión por lo que haces. Pero Marina vive intensamente su trabajo y es todo un placer escucharla, porque demuestra un interés que solo los verdaderos artistas consiguen comunicar.

El día comenzaba con unas fotos del amanecer a las 6 de la mañana. Nos salió bastante rana porque las nubes nos cubrían totalmente el sol y ni siquiera los tonos eran demasiado interesantes. Empecé con mi propio equipo, con mi fiel 70-200 f4 L.

El Rocío al amanecer, Doñana con Canon Explorer Series, por Archerphoto, fotógrafo profesional

Probando algunas lentes

Empecé a probar las primeras lentes de Canon cuando ya había subido un poco el sol. Yo me hice con un 35 f1,4 II L del que quedé prendado, para variar. Ya tuve el 35 f2, probé el 35 1,4 Art de Sigma y tengo algún 35 2,8 manual por casa, pero la prueba me convenció de que el resultado en calidad y solidez es poco discutible. Eso sí, no es una lente barata si tenemos en cuenta la competencia, pero es que no es a lo que aspira: serie L, calidad, resistencia, consistencia y peso. Pero resultados excelentes. Alguna aberración cromática, pero si uno no coloca el parasol  y busca el contraluz es porque las anda buscando.

 Doñana con Canon Explorer Series, por Archerphoto, fotógrafo profesional

Cuando acabamos de hacer fotos junto a la aldea de El Rocío cruzamos el puente del Ajolí para adentrarnos en Doñana. Nuestro guía, José Manuel Franco, tardó menos de un minuto desde el puente en encontrar las primeras huellas en el barro e identificarlas. ¡Desde el coche en marcha! Las vio, paró, nos explicó lo que veíamos y seguimos la ruta.

Huella de lince, Doñana con Canon Explorer Series, por Archerphoto, fotógrafo profesional

Algunas fotos más por, bueno, algún paraje natural que tampoco podría precisar mucho, un almuerzo en medio del parque con un catering fantástico en el que no faltaron ni las migas ni la pringá, y vuelta a otro entorno, esta vez con un empleado del parque con un carro tirado por bueyes para que pudiésemos practicar el retrato. Yo no estaba muy por la labor. Es una disciplina para la que tengo mis propias técnicas y me fui a hacer más fotos de cardos. Después pudimos ver algunas vacas de las que pastan por el parque, pero sobre todo, unos caballos salvajes.

Una pausa y cambiamos de objetivo

Tras una comida en Ardea Purpurea, que es el nombre científico de la garza imperial, un animal bastante presente en el parque, nos acercamos al centro de visitantes, tras pasar por las marismas.  El lugar, que está acondicionado para que las aves críen y los fotógrafos no molesten demasiado, era menos interesante de lo previsto si no llevabas una lente con una distancia focal muy elevada, que no era mi caso.

Ignacio Monasterio por Archerphoto, fotógrafo profesional, Doñana, 2018
Ignacio Monasterio con una lente larga y yo con haciendo la foto con un 11-24 que resulta francamente brillante.

Pude tomar algunas fotos con un gran angular (un espléndido 11-24 f4L, podréis ver algunas fotos adicionales en la galería) y alguna que otra de aves, pero mis compañeros, más habituados a esta disciplina, sí consiguieron algunas imágenes espectaculares.

Morito común, Doñana con Canon Explorer Series, por Archerphoto, fotógrafo profesional

Una sorpresa final

Íbamos a estar más tiempo allí pero, de repente recibimos un soplo en el que nos contaban que habían visto linces cerca del lugar que había comentado nuestro guía. Cogimos los coches (éramos un grupo de más de 30 personas) y nos dirigimos hacia el sitio preciso. Pero claro, no estaba allí. O al menos no estaba exactamente allí. Habíamos estado cerca. Y sin embargo, José Manuel, nuestro guía, que durante todo el día soportaba bromas sobre si conseguiríamos ver linces o no, y que nos explicó que él no pudo verlo hasta que no hizo las prácticas en el parque, no estaba dispuesto a rendirse. Tenía la sospecha de un lugar por el que encontrarlo y, allí estaba. No uno, sino dos linces: una madre y su cachorro. Mis fotos, malas (tanto que no las enseñaré), pero mi vista excelente.

En mi descarga, estaba dentro de un coche y no controlé correctamente el tema del estabilizador de una lente fantástica, pero que era el primer día que tocaba. Al cabo de unos minutos, alguna llamada más y acudimos a ver a un tercer lince. Esta vez caminaba por una de las carreteras de tierra sobre las que nos movíamos y al que no pude fotografiar, pero pudimos verlo claramente.

Soy Sergi Albir, soy fotógrafo profesional y si necesitas fotos, puedes contactar conmigo: sergi@archerphoto.eu o +34 644459753 y nos ponemos manos a la obra.

Y una cosa más: muchas de las fotos que hicimos en este evento en Doñana con Canon Explorer Series pueden verse en Instagram. Hay que buscar el hashtag #CanonDoñana, y hay algunas realmente memorables.

Otro paseo por Valencia

Cada uno tiene sus vicios. En mi caso es que suelo llevar cámara para pasear. El móvil puede servir y alguna vez me da alguna satisfacción, pero yo me he habituado a llevar la Samsung NX500 conmigo, y habitualmente le voy poniendo objetivos manuales que me tienen muy entretenido. El que más me gusta, sin duda, es el Minolta Rokkor 58 1,2. Pesa mucho más pero se trata de una óptica manual de una calidad excelente, luminosidad increíble y que proporciona un bokeh (el desenfoque que ahora intentan imitar los teléfonos móviles se llama así).  Es una óptica fija que, montada en esta cámara, proporciona un ángulo un poco más cerrado del estándar.

otro paseo por Valencia, fotógrafo profesional Valencia

Utilizar esa lente obliga a componer con especial cuidado y obliga, para conseguir los resultados que a mí me apetecen, a acercarse al objeto fotografiado. Así que no es raro verme acercándome a un palo, una raíz o un desconchado. Es habitual notar como la gente, al verme prestar atención a un detalle que para ellos es insignificante, mira de manera despectiva, curiosa o incluso molesta. Algo así como «mira ese idiota con la cámara pequeña haciendo una foto. No es ni siquiera grande. ¿Qué foto se creerá que va a hacer?». Y sin embargo, uno no sale a la calle con la cámara para dejarse afectar por desprecios cotidianos. Sale a andar y se para a hacer fotos.

otro paseo por Valencia, fotógrafo Valencia

Las paradas son, no lo olvidemos, estrictamente absurdas para cualquiera que no esté haciendo la foto. Yo lo explico muchas veces durante las sesiones con gente: el que mira por el agujero -en este caso, por la pantalla- es el que puede comprender el resultado que quiere conseguir. El transeúnte que observa al fotógrafo mirando una celosía metálica difícilmente podrá componer el plano en su cabeza.

Y más aún si lo que tenemos es un picado a 90º con la raíz de un ficus en primer plano y el resto desenfocándose. El viandante observa al fotógrafo y decide pensar con la información de la que dispone, que este último está como un cencerro, «pero tampoco le hace daño a nadie».

otro paseo por Valencia, fotografo Valencia

El fotógrafo, en su paseo, sigue a ritmo discontinuo, deteniéndose en cualquier lugar, experimentando y pensando en sus cosas. En si después, en casa, ante el ordenador y la pantalla, el resultado será el deseado o no.

otro paseo por Valencia, fotografo profesional Valencia

Antes de concluir sus andares, se para ante un contenedor de obra. Los restos de alguna reforma desordenados, arruinados, rotos y acabados ofrecen una perspectiva que puede montar una imagen atractiva. O tal vez no, y habrá que conseguir más en otro paseo por Valencia.

Si estás interesado en mis fotos y necesitas de mis servicios, sergi@archerphoto.eu o un Whatsapp al +34 644459753 son dos buenas formas de contactar conmigo.

Una foto y varios procesos

Una de las cosas que te pasa cuando trabajas como fotógrafo es que, incluso aunque muchas veces tengas una idea clara de lo que quieres, tu propia curiosidad te acaba liando. Coges una foto que acabas de hacer y que sabías cómo la querías, la estabas viendo perfectamente. Te pones a procesar y de repente, empiezas a experimentar y te lleva por caminos diferentes. Acaban saliendo dos. O tres. Distintas. Válidas. Y eso podría ser bueno, pero casi nunca lo es, porque has creado imágenes que cuentan historias diferentes partiendo del mismo punto, y no tienes una sola llegada. A mí me gusta hacer eso, pero compromete el tener una personalidad definida como fotógrafo profesional, porque muchas veces no es la foto que se esperaría de mí.

En esta primera imagen, mantenemos el color original.

Jéssica, retrato, una foto y varios procesos, por Archerphoto, fotógrafo en Valencia

En este caso, además, le pregunté a Jéssica Badia, que es la modelo que aparece en las fotos por tres motivos básicos: Jéssica aparece en la foto, es una amiga desde hace años y es una persona tremendamente creativa. Además, está formada en este campo de maneras diferentes: por una parte de manera profesional y también se licenció en Bellas Artes.

Jéssica, tonos rojos, una foto y varios procesos, por Archerphoto, fotografo Valencia

Una foto y varios procesos

Si esto pasa con un lapso de tiempo importante entre un proceso y otro la respuesta sería «es una evolución lógica: aprendes, tienes más herramientas disponibles ergo evolucionas». ¿Y cuando me pasa con 30 segundos de diferencia de la primera a la segunda versión, y 30 segundos más en la siguiente? ¿Qué me sucede, que soy un Pokémon?

Aquí empleé un proceso con texturas y modificaciones adicionales, muy retro.

retrato Jéssica, tonos sepia, una foto y varios procesos, por Archerphoto, fotografo Valencia

 

Sí es lógico hacer muchas pruebas, pero en muchos casos, cuando un fotógrafo hace todos estos intentos, todos estos pasos en el proceso, los abandona y se queda con un solo resultado final. Es una cuestión profunda, que define al autor como artista. Como ya habéis podido leer antes, me siento más próximo a un Pokémon o un demonio de Tasmania que la definición de artista. Aunque me guste hacer cosas creativas. Todo esto, en realidad, solo es una excusa para enseñaros una foto procesada de maneras alternativas. Se admiten -e incluso agradecen – las opiniones.

Esta última es la favorita de Jéssica y creo que la mía. Un blanco y negro con alto contraste.

una foto y varios procesos, por Archerphoto, fotógrafo profesional en Valencia

Lo de siempre: soy Sergi Albir. Soy fotógrafo en Valencia y en más sitios. Si necesitas un book de fotos -o solo te apetece hacerte una sesión- puedo encargarme. Mail: sergi@archerphoto.eu, y teléfono, +34 6444 5 9753, com Whatsapp incluido. Si me escribes y quieres unas tarifas para books o cosas similares, por favor, dime la ciudad desde la que me escribes.

Y claro, un par de enlaces adicionales por si quieres seguir navegando por mi web.

Galerías de fotos

Autoestima y fotografía

 

Un pequeño rollo sobre Flickr y SmugMug y un par de fotos

Hace muchos años descubrí Flickr. Era una idea espléndida para un fotógrafo. Una web donde colocar y enseñar tus fotos, que respetaba tus derechos y permitía organizarlas. Permitía compartir experiencias con otros fotógrafos e incluso me ofreció la posibilidad de conectar con profesionales y hacer amigos. Yahoo la absorbió, la mantuvo y no la estropeó apenas, la mejoró en lo que pudo y hace unos días se hizo público que la había vendido a SmugMug, otra web de fotografía.

El problema está en que SmugMug exige a los usuarios que aprobemos un permiso de una licencia perpetua para continuar allí. Es lógico, según comenté con su servicio técnico. De no hacerlo no podrían ejecutar los planes que tienen previstos para que otras aplicaciones puedan emplear las imágenes de SmugMug.

Pero hay una complicación, de manera que os contaré un pequeño rollo sobre Flickr y SmugMug y un par de fotos.

Hay un problema: si uno decide conservar sus fotos allí y ellos, de repente, lanzan una actualización de términos de servicio (el contrato que tiene la empresa con sus usuarios) y deciden que esa licencia es, repentinamente, transmisible, pueden vender esas fotos a cualquiera sin pagar nada, como ya puede hacer Instagram. Probablemente si fuera charcutero no me importaría mucho, pero como soy fotógrafo profesional la cuestión sí me parece relevante.

Brownie, cachorro, por Archerphoto, fotógrafo profesional en Valencia. Un pequeño rollo sobre Flickr y SmugMug
Brownie apareció en mi Flickr en 2011

¿Me voy, me quedo o algo peor?

He tomado la decisión de no irme de Flickr, pero solamente conservaré allí fotos con una marca de agua igual de agresiva -o más- que tienen mis fotos en Instagram.  Cuando escribo este artículo hay 3894 fotos mías en Flickr, y muchas de ellas no están subidas a ningún otro sitio. Perderé muchas horas de trabajo que dediqué a etiquetar, colocarlas en el mapa, y clasificando. Pero han sido 7,1 millones de visitas. He podido aprender muchas cosas sobre mis fotos, sobre las de los demás, sobre cámaras, lentes y lugares.

En definitiva, que traeré muchas de esas fotos a mis webs porque es un contenido que en muchos casos sigue siendo interesante. En otros, no y se quedarán guardadas en mi ordenador.

Si necesitas fotos, vídeo o contenidos para posicionamiento web, sabes que puedes contactar conmigo en sergi@archerphoto.eu o mediante un mensaje de Whatsapp, por ejemplo, al +34 644459753.

Más sobre redes sociales, derechos y cosas así.

Unas bicis en 2012

Unas bicis en 2012, por Archerphoto, fotógrafo profesional en Valencia

Estoy excavando en mis archivos para actualizar algunas galerías y de repente me encuentro alguna foto a la que no di importancia pero que de repente me gusta.

Unas bicis en 2012

Es el caso de estas bicis que me encontré en un paseo en 2012 y que se habían quedado aparcadas en mi disco duro. Las he procesado en blanco y negro y, aunque sea solamente un momento, vuelven a ser vistas. El lugar es la Marina Real de Valencia, en una noche de julio. No me acuerdo demasiado de aquella noche, pero llevaba la EOS con el 24-105 encima y eso eso casi siempre da buenas opciones para hacer fotos.

El detalle interesante es que dejaron las bicicletas muy cerca de uno de los focos que tienen por allí situados y la combinación de sombras, luces, gran angular y noche provoca un resultado atractivo. La imagen está allí, lista para ser tomada y después de ser capturada se queda escondida, agazapada en un disco duro durante años. Como muchas otras.

En unos días irán saliendo más fotos recientes. Mientras tanto, si alguien necesita un fotógrafo en Valencia para sesiones fotográficas, posicionamiento web o algún vídeo, puede contactar conmigo en sergi@archerphoto.eu o en el +34 644457953, mejor por Whatsapp. Normalmente me desplazo a muchos lugares para hacer fotos, pero estoy encantado de hacer fotos por aquí.