Fotografía profesional

La diferencia básica entre la fotografía profesional y la amateur es en la mayoría de los casos su utilidad. Es muy sencillo que un aficionado pueda conseguir buenas fotos. De hecho, hay magníficas fotografías tomadas por gente que no se dedica profesionalmente a este campo. Ahora bien, una cosa es que puedan tomar buenas fotos y otra, muy diferente, que puedan entregar un trabajo en tiempo y forma para un cliente y que lo hagan con una regularidad propia de un oficio. Es ahí cuando la fotografía profesional marca la diferencia. 

África Laguna, post de fotografía profesional, por Archerphoto, fotógrafo en Valencia.
África, Hip Lover, en Puerto de Sagunto, Valencia.

Diferencias entre fotografía profesional y amateur

Pongamos un ejemplo: una fotógrafa amateur es perfectamente capaz de captar un paisaje fantástico en un viaje a Vietnam, que está muy de moda. Hay paisajes fastuosos. Llega allí, escoge los parámetros y toma una foto. O cien. Puede estar una hora o seis. Su marido quiere matarla. Sus hijos se quejan porque quieren ir a otro sitio. Pero en realidad, puede tomarse todo el tiempo que quiera. Puede estar seis horas más en casa para procesar esa foto y finalmente, tener prácticamente una obra de arte.

Es posible que esa fotógrafa, en realidad, si le piden que cubra un evento empresarial un martes por la tarde y entregue las fotos por la noche no consiga un buen resultado. Puede que no tenga el equipo adecuado, o el software, o no esté habituada a la resolución a la que tiene que enviar el material. Esto es solo un ejemplo entre la fotografía profesional y la amateur: aunque sea capaz de producir un material impecable, no está habituada a los flujos de trabajo adecuados. Es posible que fuese al evento y se dedicase a captar detalles muy bonitos, pero que no sacaban al director general durante su discurso. O que no se adaptase a los cambios de luces del local.

Canary Wharf, Londres.

Fotografía profesional = flujos de trabajo profesionales

Una persona que se dedique a la fotografía profesional, esto es, un fotógrafo profesional, puede fallar, como cualquier otra persona, pero tendrá en cuenta siempre que está trabajando para un cliente y cuales son las necesidades. Entregará siempre con unos altos niveles de calidad. Esto funciona de manera parecida con cocineros o diseñadores. Nunca se trabaja igual para uno mismo que para un cliente, que siempre tiene exigencias diferentes. 

Un par de copas y bokeh. Fotografía profesional, Archerphoto.
Una foto en el Barri del Mercat, Valencia.

Por eso Instagram es muy a menudo un lugar fantástico para fotógrafos amateur que borran constantemente fotografías antiguas para dar la impresión de que todos sus trabajos son excelentes. No lo son, pero sí suelen ser buenos seleccionando qué enseñan y qué no. Hay ocasiones que un observador podría confirmar algún aficionado con un profesional.

En resumen: si necesita fotografía profesional, y esto es evidente, necesita un fotógrafo profesional. Contactar conmigo hoy mismo es sencillo. No hace falta esperar: un Whatsapp al +34 644459753 o un correo a sergi@archerphoto.eu . Estoy establecido en Valencia, pero trabajo también en Barcelona, Madrid, Brighton o Londres. Si necesita a alguien para ocuparse de la imagen de su empresa, no dude en contactar conmigo.

Si lo que quiere es ver más muestras de mi trabajo, en los apartados de galería hay conjuntos específicos de diferentes tipos de fotografía profesional.

Comparte si te gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

21 + = 26