FELIZ AÑO 2014

Las celebraciones sólo son propias de esa escoria rebelde. Para el emperador que empiece un año nuevo es algo completamente irrelevante. Despejen calles y casas y concéntrense en emplear sus escasas y raquíticas energías en trabajar y servir bien al Emperador, o reduciré a escombros su minúsculo y ridículo planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *