Canon, Nikon, Apple, Windows y los patos

Canon, Nikon, Apple, Windows y los patos, por Archerphoto, fotografos Valencia

Detrás de un título como este, debería haber una buena historia. Será responsabilidad tuya juzgar este extremo. Es un hecho bastante conocido que lo primero que vea un ave recién salida del huevo durante un período prolongado es lo que este animal considerará su madre. Este fenómeno se llama impronta (imprint en inglés). Había leído algo al respecto, pero cuando una amiga colgó un vídeo de este pato se cree un flamenco, me hizo gracia y decidí leer un poco más al respecto. Un poco. Pero resulta que justo en la entrada de Wikipedia hay una referencia a que este fenómeno es perfectamente aplicable a humanos.

La teoría de la impronta hace pensar, de repente, que la primera marca a la que se expone uno suele acarrear una fidelización casi absoluta. En otro post expliqué que hay un motivo económico: cuando empiezas a comprar material compatible con una marca, tienes una pérdida económica al cambiar de proveedor. Eso, que a alguna gente no le importa, sí es relevante para la mayoría de los usuarios.

Un Nobel de Medicina

Lorenz se llevó el Nobel de Medicina en 1973 por este descubrimiento. La teoría es, evidentemente, más elaborada de lo que he comentado en la introducción. Lorenz percibió que al salir del cascarón había un periodo crítico en que el ave mostraba apego o un fuerte lazo con sus madres, y si no está la madre en el entorno, con el primer ser que veían a su lado.

En términos más generales, y según Wikipedia, » cualquier tipo de aprendizaje ocurrido en cierta fase crítica, ya sea en una edad o etapa de vida particular, que es rápido y aparentemente independiente de la importancia de la conducta». Bien, es precisamente este aprendizaje el que parece resultar rápido y crítico la primera vez que nos enfrentamos a un sistema operativo (en términos generales, ya sea una cámara, un ordenador o una lavadora). Y cuanto más complicado sea el sistema que vayamos a enfrentar, mayor incentivo tendremos para permanecer en la marca que ya conocemos. Cambiar de marca implica un coste. Un esfuerzo en horas de saber cómo hacer lo que ya sabíamos.

No todo el mundo se comporta igual

Así, aunque pueda resultar evidente que la curva de aprendizaje es vital para el cambio de marca, es muy común que el usuario casual no tenga estas resistencias. Pero en trabajos con alta especialización, esto es un suceso común. En casos como el software de edición de vídeo, hay una parte de la programación que está dedicada a facilitar el aprendizaje del usuario que llega desde otras plataformas.

A partir de ahí, tenemos una curiosa cuestión de orgullo. Es muy frecuente que el usuario de una marca defienda, con uñas y dientes, el valor de esa marca muy por encima de lo razonable. La marca le aporta, en su concepción del mundo, un valor especial: el objeto le transfiere prestigio, posición. Si su marca, por algún motivo, parece peor, él es peor.

Canon, Nikon, Apple, Windows y los patos, impronta, psicología

Si a esa concepción le añadimos que el cambio de marca tiene un coste real en términos de aprendizaje, encontramos tanto los chistes o bromas que comparan una marca con otra. O peor, a verdaderos adalides de una marca o un sistema operativo enfrascados en luchas estériles en foros de Internet o barras de bar.

Así, la respuesta, sobre qué es mejor, Canon o Nikon, Windows o Mac, Android o iOS, parece cada vez más relacionada con quién es cada uno, que con los productos que hagan.

Soy Sergi Albir, fotógrafo profesional. Si quieres fotos en Valencia, Barcelona o, en realidad, en cualquier sitio, puedes contactar conmigo con un Whatsapp al +34 644459753 o un mail a  sergi@archerphoto.eu para que planifiquemos tu sesión de fotografía, vídeo o el posicionamiento de tu web. 

Autoestima y fotografía

Autoestima y fotografía

Hace unos años una amiga escribió este  artículo que, la verdad, me encajó estupendamente para mi antiguo blog. Soy fotógrafo en Valencia, y algunas veces me he planteado si podía, además de hacer fotos, ayudar un poco más a algunas personas que se sienten un poco inseguras. O muy inseguras. La cosa es que este texto es una conexión entre autoestima y fotografía. Espero que os guste. A mí, como fotógrafo profesional me hizo pensar en algunas cuestiones -especialmente sobre si se puede mejorar la autoestima mediante estos métodos- y en la manera de enfocar las sesiones.

Autoestima y fotografía

Por Eva Navarro Rico. Psicóloga.

Podemos definir la autoestima como el resultado final de la valoración que cada persona hace de si misma, valoramos nuestras actitudes o forma de comportarnos generalmente llegando a una conclusión de nuestra personalidad y habilidades formando a su vez una opinión personal de nosotros mismos que nos acompaña en el día a día.

A veces obtenemos un resultado positivo y otras veces obtenemos un resultado o autovaloración negativa. Cuando ocurre esto último, la persona se encuentra con serias dificultades para enfrentarse al mundo, así como a sus relaciones personales, familiares, etc...

La autoestima empieza a formarse en la Infancia y especialmente a través de los padres que son nuestro principal referente o espejo, debido a la importancia que se le otorga de pequeño a nuestras figuras de autoridad: lo que ellos nos digan sobre nuestra persona sera lo que aceptamos como cierto sobre nosotros mismos, tanto las opiniones positivas como las negativas.
Estas creencias se quedan grabadas en nuestro inconsciente y nos limitamos a pensar que somos realmente así. La opinión de los amigos y el trato que recibes de ellos tanto en la infancia como en la adolescencia es también otro factor importante que influye decisivamente en la formación de la autoestima.

Una vez que la persona llega a la edad adulta tiene un autoconcepto más o menos estable de sí mismo conforme a las experiencias que ha ido viviendo y según también como las ha ido afrontando .. El éxito o el fracaso subjetivo de la persona le hará valorarse de una forma concreta teniendo tendencia siempre a valorarse de la misma forma.

¿Se puede cambiar la autoestima negativa a una autoestima positiva?

La respuesta afortunadamente es sí, se puede cambiar el punto de vista de tu persona a uno mas realista que te ayude avanzar y a valorarte por encima de las circunstancias. Uno de las principales problemas que tienen las personas es la falta de confianza en ellas mismas, no son conscientes realmente de sus cualidades personales ni físicas y ello conlleva que tengan un comportamientos bastante dañino hacia ellas mismas.Una experiencia muy positiva que conlleva una subida de autoestima es una sesión de fotografía o book realizada por un buen profesional. Se trata de una experiencia de autoconocimiento de uno mismo.

Es recomendable para personas que han pasado por experiencias que conllevan una valoración negativa de uno mismo y, por supuesto, también a nivel profesional para la gente que busca hacerse un hueco en el mundo de la moda cogerá soltura y saldrá con la  autoestima fortalecida.

No importa la edad , siempre es buen momento para vivir una experiencia así, tenga un fin profesional o no.

Cada persona es única

La falta de confianza en si mismo/a así como la baja autoestima llevan a la necesidad de compararse e identificarse con modelos sociales para conseguir la aprobación social e impide comprender que cada persona es única y diferente. Esta comprensión se puede alcanzar con una sesión de fotos donde ves tus rasgos físicos y tus aptitudes mas personales reflejadas en un papel. A lo largo de la sesión se aprende a dejarse llevar por las indicaciones de un profesional y a abandonar posturas y actitudes rígidas que has desarrollado a lo largo de tu vida. El profesional intenta siempre sacar lo mejor de ti, así que se crea la necesidad de confiar en él.
Es un trabajo en equipo donde el resultado es una gran satisfacción personal para ambas partes.

Las partes reflejan una parte de ti mismo/a que solemos esconder por no creer en nuestras posibilidades, por miedo a “no dar la talla” o no “ser suficientes” según el canon establecido. Las personas con alta <strong>autoestima</strong> a su vez salen con la <strong>autoestima</strong> mas reforzada porque confirman lo que ya de por sí saben de sí mismas y siguen descubriendo aspectos nuevos de ellas mismas.

Ver tu propia imagen reflejada te hace ver si el valor que te das a ti mismo o la imagen que tienes de ti misma es la real, y que es lo que transmites a los demás o, por el contrario si tu imagen forma parte de una creencia errónea que te has ido formando a través del comportamiento de otras personas contigo y de tu relación con el entorno y has adoptado como ciertas las creencias que tienen otras personas sobre ti sin ponerlas a prueba.

Por propia experiencia puedo decir también que los efectos positivos de una buena sesión de fotos son entre otros los siguientes :

  • Mayor seguridad en tus movimientos
  • Mayor seguridad en tu actitud
  • Mayor seguridad en tus gestos
  • Te enseña a confiar en otra persona, en este caso, en el fotógrafo.

Ser consciente de tus posibilidades reales y de tu potencial como persona es lo que te hace creen en ti mismo/a y avanzar a nivel personal buscando tus metas conforme a tu conocimiento personal y deseos.

Decir por último que la fotografía sirve como método de introspección para mirar dentro de uno mismo, para conocerte a ti mismo a través de tu cuerpo, tus gestos, tus movimientos, las sensaciones que transmites. Una experiencia muy divertida que conlleva una subida de autoestima .
Lo recomiendo sinceramente, y espero que haya más personas que se animen a tener esta experiencia tan enriquecedora y tan positiva.

Más info sobre autoestima:

Después del artículo de Eva Navarro, también sería interesante hacer algunas precisiones:

- Un retrato ha de favorecer a una persona, mostrando sus aspectos positivos. La idea de trabajar con la autoestima no es realizar un retoque intenso como en una fotografía publicitaria, sino demostrar a la persona que con una iluminación adecuada, un trabajo profesional, el material adecuado y el enfoque preciso se puede conseguir una imagen muy positiva de cada uno.

- Un profesional de la fotografía intentará captar lo mejor de la persona y aportarlo. No siempre es belleza: puede ser una mirada profunda, una gestualidad amable o un rostro irónico. Todo el mundo tiene algo que ofrecerle a un objetivo y es trabajo del fotógrafo enfrentarse al trabajo y conseguir un resultado positivo. Si no lo consigue, habrá fracasado, sea cual sea el rostro de la persona que tiene delante. Esto no quiere decir que se puedan hacer milagros: si una persona se empeña en colocarse ropa que le perjudica manifiestamente o rechaza diametralmente los consejos, la imagen final puede ser menos buena de lo que se conseguiría en un entorno perfecto. Pero sí hay posibilidades de salir bien.

- La fotogenia importa durante los dos primeros minutos. Solo eso. Una persona fotogénica es la que sale muy bien en la foto que le hacen en una fiesta. Pero una persona normal con un fotógrafo profesional, debe salir bien. Es el trabajo del fotógrafo, que tiene herramientas y experiencia para conseguirlo. Así que la fotogenia no debería preocupar a nadie que acuda a un fotógrafo profesional. Sí puede ser un factor más importante si el que te ha de hacer las fotos es "tu cuñado, que se ha comprado una cámara buenísima".

Este artículo dio lugar a un vídeo y a un trabajo de campo de Cruz Roja y está explicado en este otro artículo sobre autoestima y fotografía.

Otro artículo relacionado: Una sesión de fotos como herramienta para mejorar la autoestima.

Si quieres animarte, puedes echar un vistazo a este otro artículo. ¿Por qué no salgo bien en las fotos? Está escrito en un tono humorístico, pero seguramente te aportará información relevante.

Aquí tienes más información sobre las sesiones de fotografía que realizo, y puedes contactar conmigo en sergi@archerphoto.eu o mediante Whatsapp o Telegram en el +34644459753.

Autoestima en Wikipedia