Gloria de Pablo y Fábrica de Moda, escuela de patronaje en Valencia

Fábrica de Moda, escuela de patronaje

Ser diseñador de moda ya no solo consiste en dibujar figurines. Conlleva una formación completa en una industria que, actualmente, constituye el 2,9% del Producto Interior Bruto de nuestro país. Es un mundo muy potente, por lo que quienes deciden dedicarse a este negocio han de saber desde el precio de coste de un tejido, hasta el beneficio que se obtiene de la venta de una prenda. Y para todo esto, adquirir una buena base es primordial.

Gloria de Pablo, diseñadora, asesora de imagen y especialista en estilismo de televisión. Con 20 años de experiencia, decidió crear su Fábrica de Moda, un centro en Valencia donde los diseñadores recién salidos de la Escuela Superior de Moda, que desean llevar las creaciones de sus bocetos a las tiendas, sepan cómo hacerlo.

La industrialización del vestir

Sus alumnos siempre se encuentran con las mismas trabas: se frustran porque hacen el dibujo y luego no lo saben crear, por lo que tienen que delegar en otra persona, que no suele interpretar bien su diseño. Entonces llegan a la conclusión de que lo mejor es aprender a trabajar el dibujo y el patrón unidos. Llegados a ese punto De Pablo les enseña en su escuela de patronaje a expresarse en el patrón igual que lo hacen en el papel. “Hay que dibujar pensando en el patrón, ya que las dos cosas están íntimamente relacionadas”, asegura la formadora. Posteriormente los patrones se digitalizan y ya se pueden industrializar. A pesar de lo que muchos piensan, en moda no está todo hecho. Lo que sucede es que las empresas arriesgan menos con sus producciones para no quedarse con stock de más y perder dinero. Esto es lo que hace que vistamos todos igual. Existe ropa distinta, pero es más difícil acceder a ella por su elevado coste.

Gloria de Pablo en Fábrica de Moda, escuela de patronaje en Valencia
Gloria de Pablo en Fábrica de Moda, escuela de patronaje en Valencia

Pero a la hora de vestir, el principal problema de la gente es el tallaje. A pesar de tener una norma europea sobre designación de tallas para prendas de vestir, UNE-EN 13402, todos Contamos con prendas de distinto tallaje en nuestros armarios. La diseñadora, al igual que todos los expertos del sector, tiene claro que “las tallas se trucan. Cada fabricante las aplica Según su criterio comercial”. En las prendas de mujer se manipulan las tallas de las etiquetas hacia abajo para que se sientan más delgadas, en los hombres se aumentan para hacerles sentir fuertes. Cualquier estrategia es buena si la gente compra. Aunque el negocio de la moda para masas esté totalmente presente, también es cierto que hay más libertad para vestirse que nunca. Podemos ser completamente individuales. Las mezclas de distintos estilos pueden ofrecer looks inalienables. “Eso es lo que es diferente ahora con respecto a otros tiempos y deberíamos aprovecharlo, porque la moda no tiene límite”, explica. Como dice Gloria de Pablo:  “La moda no se acaba. Al igual que la literatura o el cine, nunca se acabará mientras siga existiendo el ser humano”.

Nadia Alba

Puedes leer más sobre Fábrica de Moda en http://www.nadia-alba.com

Maquillaje profesional para fotografía

Maquillaje profesional, Semana de la moda

Maquillaje profesional

En una sesión de fotos el maquillaje es una parte importante. No es imprescindible, pero suele ser conveniente contar con una persona que se ocupe de mejorar el aspecto de las modelos. El trabajo de una maquilladora (o maquillador) profesional puede marcar mucho el resultado final. Especialmente si lo hace mal: un buen maquillaje debe ser coherente con el sentido al que se quiera dotar la sesión. Si uno pretende que una chica salga con un aspecto natural, de día, y la maquilladora no sigue las directrices que le damos podemos encontrar con que la chica aparezca con un vestido de florecitas y unas trenzas y un maquillaje de vampiresa que destroce el ambiente que queríamos crear.

En mi caso yo suelo contar con Nadia Alba Make Up & Style, aunque he trabajado con otras maquilladoras, ya profesionales, ya amateurs. La ventaja cuando trabajas con Nadia es que también puede ocuparse del pelo e incluso, si cuentas con dinero y presupuesto, del vestuario. Y, como está muy acostumbrada a trabajar conmigo, además puede hacer el papel de asistente de fotografía o encargarse de una parte de la producción de la sesión.

Maquillaje profesional para sesiones de fotos: Nadia Alba Make Up & Style
Maquillaje profesional: Nadia Alba Make Up & Style

Otro de los aspectos interesantes de contar con maquillaje profesional es que puede corregir fallos que vayan sucediendo durante la sesión: es muy frecuente que haya que hacer algún retoque si hace mucho calor, o que haya que reforzar el labial, o incluso que según la luz con la que contemos podamos hacer alguna mejora o alguna variación. Hay múltiples detalles que pueden mejorar una sesión que están relacionados con el maquillaje, pero que exigen que la persona tenga un criterio profesional.

¿Maquillaje digital?

Existen determinados profesionales que prefieren realizar la mayor parte del maquillaje con Photoshop. Bien, esto es una elección de cada fotógrafo, pero requiere aunar las habilidades de fotógrafo, maquillador y casi pintor. Las modificaciones que se realizan de esta manera necesitan bastante tiempo para cada foto y, en muchas ocasiones, el cliente no estará dispuesto a pagar esas cifras. De manera que un fotógrafo profesional puede prescindir del trabajo de maquillaje.  Pero no es habitual ni, en mi opinión, recomendable. De hecho, en las producciones de moda o publicidad, los equipos incluyen siempre maquillaje y peluquería profesional.

Rubén Acosta, director artístico de Bobbi Brown España
Rubén Acosta, director artístico de Bobbi Brown España

“Pero yo me maquillo muy bien”

No es extraño que una clienta de retrato acuda a una sesión diciendo que ella no necesita maquillaje profesional porque 1) no se fía del trabajo de esa persona y 2) ella misma tiene mucha habilidad y sabe como sacarse partido. Estas objeciones pueden ser ciertas o puede que la clienta intente -simplemente- ahorrarse algunos euros. Es complicado discernir esto. Puede tener razón pero habitualmente es preferible el trabajo profesional porque suele ser más versátil y suele hacernos caso cuando le demos indicaciones de como hacer las cosas. Si la clienta se maquilla, probablemente tendrá mucha menos capacidad -e intención- de hacernos caso.

Curiosamente, después de que yo empezase a escribir este post pero sin haberlo leído, porque no estaba preocupado, Elías Ibáñez, un excelente fotógrafo amigo mío especializado en bodas contaba el otro día lo mismo en su Facebook personal, en esta ocasión hablando de las chicas de una marca de maquillaje, sobre las que decía que merece la pena trabajar con gente profesional. No puedo estar más de acuerdo.

Soy Sergi Albir, fotógrafo profesional y si estás pensando en una sesión de fotos, un book para ti, un lookbook para tu colección o un vídeo para tu empresa, puedo ayudarte. Contacta conmigo en sergi@archerphoto.eu o en el +34644459753.

maquillaje para books profesionales Archerphoto
Nadia maquillando a Marisol.

Más información sobre los books que realizamos.

Algunos ejemplos.

¿Para qué sirve un book de fotos?