Consejos sobre tiendas online (I)

Hoy en día mucha gente se plantea tener una tienda online. Parece un negocio interesante, con menos gastos que una tienda convencional, pero tiene algunos detalles que mucha gente debería conocer. Voy a detallar algunos de ellos en varios posts. ¿Qué sabe Sergi Albir sobre empresas, tiendas online y tiendas físicas? Algunas cosas: he colaborado con varias tiendas online, he tenido tiendas físicas y estudié Ciencias Empresariales. Además de eso, llevo en Internet desde 1996, así que tengo una perspectiva aceptable que puede ayudarte a tomar algunas decisiones.

tiendas online

Esto no es un manual sobre cómo hacer una tienda online, sino algunas ideas sobre las tiendas que pueden ayudar a cualquiera que se esté planteando tener una.

¿Es más barato abrir tiendas online que tiendas convencionales?

Es parcialmente cierto: en general el coste mínimo de abrir una tienda en Internet resulta más económico que abrir un establecimiento en la calle, pero eso no debería engañarnos. Hay matices muy importantes y diferencias entre una y otra. La siguiente tabla puede ayudar a ver las diferencias. En algunos de los apartados habrá links de referencia para la ampliación de información.

[supsystic-tables id=”3″]

Resumiendo, la principal diferencia de coste entre una tienda física y una online reside en el establecimiento de un local abierto al público. A priori, el coste mínimo es menor en una tienda online, pero no es una diferencia real: imaginemos abrir una tienda física con el mínimo coste. Tendríamos un local vacío con una caja de madera como mesa y una bombilla colgada del techo. Esto no atraería a demasiados clientes. Cuando creamos una tienda online con el coste mínimo, aunque alguna gente no se dé cuenta, la impresión que transmitimos es la misma o incluso peor, porque en la tienda física suele haber una persona que siempre pone alguna excusa u ofrece alguna simpatía.

Tiendas convencionales y tiendas online

Así, al crear tiendas online, un error habitual es invertir mucho menos de lo debido: cada detalle cuenta. Es imprescindible contar con buenas fotos, un proveedor de servicios muy rápido y fiable, una programación sólida y un sistema de pagos extremadamente fiable, siempre que se pueda, avalado por una compañía importante o un banco muy conocido.

Sin estos elementos básicos nuestra idea tiene todo el viento en contra. En repetidas ocasiones el emprendedor que quiere crear la tienda ha basado sus ideas en que el coste será mucho más bajo si vende online, y ese aspecto puede ser cierto o no serlo. Cuando creamos una tienda online podremos vender nuestro producto o servicio a clientes con una capacidad adquisitiva enorme que jamás pasarían por una pequeña tienda que creásemos en un pueblo pequeño, pero no debemos olvidar que estos clientes compran en muchas tiendas online que sí tienen un aspecto, una seguridad y una experiencia de compra realmente buenos. El mensaje de todo esto sería: si no tienes intención de invertir lo necesario, no montes una tienda (online o física) porque solo estarás perdiendo dinero.

Así, el problema al que se enfrenta cualquier empresario con una idea de una tienda online es que, habitualmente, se va a enfrentar a un entorno que no conoce. Hablar de posicionamiento web, tiempos de respuesta del servidor, pasarelas de pago y gestores de contenido puede sonar a chino, así que probablemente vaya a necesitar una persona que le guíe en el maravilloso mundo de las tiendas online.

En realidad una tienda online resulta más económica que una tienda convencional si estamos dispuestos a tener algo similar a la parada de un mercadillo de los jueves, pero si necesitamos un servicio competitivo vamos a tener que aprender e invertir.

 

2 opiniones en “Consejos sobre tiendas online (I)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, resuelve el captcha para demostrar que eres humano. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.