Tim Berners-Lee: Que Internet sea neutral es tan necesario como el agua potable

Comparte si te gusta.

Hace unos años hice una entrevista (Campus Party 2008, Valencia 29 Julio 2008) que me resultó particularmente interesante. En realidad, fue una rueda de prensa en la que Sir Tim me contestaba a mí principalmente porque le preguntaba sobre lo que él estaba trabajando en ese momento. Salió en El País pero muy recortada por las malditas cuestiones del espacio disponible y, para acabarlo de arreglar tampoco pude hacer fotos. El tema que trata está hoy en día más actual incluso que entonces.

Sir Tim Berners-Lee es considerado por casi todo el mundo como el padre de Internet. Su contribución fue básica: inventó el HTML cuando trabajaba para el CERN, el acelerador de partículas: lo concibió en 1980 como un método para compartir información y sentó las bases de la web tal y como la conocemos actualmente en 1989. El protocolo de hipertexto, los links (vínculos) y las páginas web son parte de las aportaciones que ha realizado este inglés de 53 años.

Berners-Lee realizó la cuenta atrás en la inauguración de la Campus Party 2008 en Valencia y al día siguiente impartió una conferencia acerca del origen y futuro de Internet. Una de las mayores virtudes de este científico es que resulta vibrante y es tremendamente comunicativo, muy activo y dinámico, contrariamente a lo que se esperaría de un visionario reflexivo de Internet. “Existen aproximadamente diez mil millones de páginas web, se trata de una cosa realmente grande. No carece de estructura, sino que tiene una organización de tipo fractal (semejante a la estructura que tiene el crecimiento de las plantas, por ejemplo). Tiene una estructura compleja, ya que no es una red simplemente de webs, sino también de personas, con interesantes propiedades matemáticas, sociológicas, económicas, etc. Un sistema enorme con relaciones de interactividad”.

“El futuro de Internet es la web semántica”, explica Berners-Lee. La idea resulta más que interesante, y está basada, entre otros puntos, en la posibilidad de realizar búsquedas conceptuales en vez de meras búsquedas basadas en texto. Las posibilidades permitirán que las máquinas realicen búsquedas más adecuadas -mucho más adecuadas- a las necesidades humanas. “Para llevar a cabo estas mejoras”, explica Sir Tim, “es imprescindible tener estándares”. Este hecho, que es comprensible por todo el mundo y que no recibe discusiones en abstracto, tiene grandes lagunas en el mundo real. Muchos de los mundos virtuales en tres dimensiones o los vídeos no disponen de una estandarización suficiente, y esto impide que evolucionen más deprisa. “La web semántica todavía no ha explotado, pero cosas nuevas están sucediendo”, comenta Lee, antes de empezar a explicar técnicamente como lenguajes XML y RDF, ontologías y otras partes del futuro están comenzando a florecer. Las implicaciones de un acceso mayor y más sencillo por parte de las máquinas a un sistema de información más estándar pueden dar miedo con respecto a los datos de los usuarios. “Evidentemente, la información puede ser usada para el bien o para el mal”, matiza Berners-Lee, “así que deberemos ser muy cautos acerca de qué información colocamos en la red, y en los proyectos en los que se está trabajando para el futuro existe una preocupación por el origen de la información, así que podremos saber la procedencia de los datos que estén disponibles en Internet”.

Otro de los temas tótem para Tim Berners-Lee es la neutralidad de la web. “Siempre existirán tentaciones por parte de los poderes existentes – grandes empresas, religiones, gobiernos- de alterar la forma en la que accedemos a la información. Es muy importante que el público en general y la prensa no permitan que esto sucede. Una web neutral debe entenderse como la necesidad de agua potable en un país, en el que la información no está contaminada y los usuarios pueden acceder libremente”. Berners-Lee es contrario incluso a que existan webs exclusivamente para telefonía móvil. “Debe haber una web” aclara el científico, “una sola web. No debe condicionarnos el aparato que empleemos para acceder a la red, porque es una primera forma de manipulación. La red debe ser neutral”.

 

Una manifestación a favor de la neutralidad en la red en 2009 en España. Se protestaba en contra de una nueva ley AntiDescargas pero la manifestación fue un fracaso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 1 =