Una sesión de fotos como herramienta para mejorar la autoestima

En otras ocasiones he contado con colaboraciones de psicólogas para hablar del tema de la autoestima y la fotografía. En este caso seré yo mismo el que comente los efectos que he visto que tienen las fotografías sobre muchas de las personas que han estado delante de mis objetivos.

Una sesión de fotos como herramienta para mejorar la autoestima

Una buena aproximación a los efectos es hacer un análisis temporal. Hay tres fases del proceso: antes de la sesión, durante la sesión, y después, a la vista de los resultados.

Antes de la sesión de fotos

La preparación es importante, como en cualquier cosa, pero en muchos casos, tiene menos peso del que quieren pensar las personas que estarán ante la cámara. En especial, hay un determinado grupo de personas, que se preocupan muchísimo por la ropa, los colores, los zapatos, complementos y peinado. Los detalles son una parte de la sesión, pero en realidad, una foto puede ser espléndida con una camiseta blanca y una cara sin maquillar.

Los detalles nos ayudarán, claro, a que una foto excelente lo sea aún más, pero son accesorios. Sin embargo, concentrarse en estas cuestiones ayuda mucho a que la modelo (o el modelo) llegue con un pequeño plus de seguridad, al traer un trabajo previo preparado desde casa. En otros casos, con gente que tiene muy clara la imagen que quiere transmitir, la preparación del look sí es esencial.

herramienta para mejorar la autoestima
Nadia en el estudio.

Algunos trucos que parecen más sencillos de lo que son

En términos de resultado final, que la persona esté lo más cómoda posible ayudará a conseguir que esté segura. Y que esté segura llevará a que su postura ante la cámara y su expresión facial sean mejores. Esto es parecido a lo de Yoda explicando que el miedo es el camino hacia el lado oscuro en Star Wars, pero al revés: “Fear is the path to the dark side. Fear leads to anger. Anger leads to hate. Hate leads to suffering”. El miedo es el camino hacia el lado oscuro. El miedo lleva a la ira. La ira lleva al odio. El odio lleva al sufrimiento”. Pues esto es el sentido inverso: el control lleva a la concentración. La concentración lleva a la seguridad. La seguridad lleva a la tranquilidad. La tranquilidad ayuda a que las fotos sean mejores. Y esto importa mucho si queremos usar esta herramienta para mejorar la autoestima.

Así que para mí resulta vital poder colaborar antes de la sesión en aclarar dudas y ayudar a la persona a saber que el día de las fotos tendrá ya una parte del trabajo resuelto. Habrá menos tensión.

Durante la sesión

La realimentación es crucial. Pero claro, para eso hay que conseguir buenas fotos. Durante la sesión, y especialmente al principio, debo ir enseñando imágenes y hacer hincapié en los aspectos positivos, corrigiendo los problemas que puedan aparecer. Es importante ser positivo y didáctico: explicar que en determinadas posturas la luz no favorecerá, o la postura, o que tal prenda no nos está ayudando. Con naturalidad, sentido del humor y efectividad. En realidad, este párrafo hace que parezca sencillo. Lo normal es que lleve muchos años de trabajo al fotógrafo tener la seguridad para explicar estos aspectos sin parecer un charlatán de feria.

herramienta para mejorar la autoestima

Proporcionarle a la persona que tienes delante muestras de que lo hace bien y darle pistas para que salga mejor hace que los resultados vayan en una progresión ascendente. Esto es especialmente adecuado en los casos en los que se trabaja con gente que no tiene una experiencia previa. Sobre todo, con personas cuya autoestima no es muy poderosa. Son estas personas con las que las fotos tendrán mayor influencia.

Después de una sesión de fotos

Cuando esta sesión pensada como herramienta para mejorar la autoestima ha acabado es el momento de escoger las mejores fotos. Esta es una parte esencial y, en el caso de que focalicemos en la autoestima, deberemos ser especialmente pacientes en este caso: la persona ha de verse y encontrar su mejor imagen. Igual que aparecerá mal en algunas, saldrá muy bien en otras. Este amplio rango hace que la persona se dé cuenta, al compararse con otras imágenes públicas que suele ver, que independientemente del concepto que tenga de su persona, el trabajo de escoger se da con todas y cada una de las imágenes públicas.

herramienta para mejorar la autoestima - sesión de fotos Valencia - Archerphoto
Nadia con el Canon 135 F2.

Elegir y procesar

Trabajar en las imágenes escogidas es también importante. En mi caso, los retoques corporales los hago solamente para publicidad y no para retrato (no hablo de granos, rojeces o textura de la piel, que lo hago siempre y cuando resulte natural), y jamás los ofrezco. Pero sí, en ocasiones, les muestro los cambios que se pueden hacer para que sean conscientes de que, otra vez, en las imágenes que nos bombardean constantemente, hay casi más trabajo que realidad. Los niveles y cambios de encuadre también contribuyen a que la persona vea un resultado final más contundente.

Pero no solo eso. La fotografía es un trabajo creativo. Es esperable, si el fotógrafo hace su papel, que algunas imágenes sean especialmente interesantes. Hacer que la persona fotografiada se dé cuenta de que ha participado en un proceso creativo puede ayudar aún más al resultado que buscamos: mejorar la autoestima.

herramienta para mejorar la autoestima - fotografo Valencia

Me llamo Sergi Albir y soy fotógrafo profesional. Si después de leer todo esto quieres que hagamos una sesión de fotos juntos, puedes mandarme un mensaje a sergi@archerphoto.eu o al +34 644459753.

Si quieres leer más sobre autoestima:

Autoestima

La persona ante el espejo

La fuerza de una imagen

¿Por qué no salgo bien en las fotos?

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, resuelve el captcha para demostrar que eres humano. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.