¿Por qué no salgo bien en las fotos?

Uno de los dramas del Primer Mundo es no verse bien en las fotografías. Sucede a menudo, especialmente en un mundo dominado por la imagen. Realmente es sencillo pensar que uno “no sale bien en las fotos” por alguna circunstancia sobrenatural que a veces se denomina fotogenia. “No soy fotogénica, o fotogénico”, me comentan. Es un tema del que me toca hablar frecuentemente, así que colocarlo en mi blog de fotógrafo es más sencillo que repetirlo.

Para ilustrar este artículo he contado con la colaboración de Iris Vidal, una estudiante de periodismo que se ha prestado a salir horrenda en un montón de fotos. Sin embargo, también hicimos fotos buenas. El mismo día, con minutos de diferencia. En primer lugar os dejo una de ellas para que veáis cómo la misma persona cambia mucho según cómo se haga la foto.

¿Por qué no salgo bien en las fotos? ¿Por qué salgo mal en las fotos? Retrato de Iris por Archerphoto, fotógrafo profesional en Valencia

¿Por qué no salgo bien en las fotos?

Uno. Tiempo. Si alguien te dijese que no le sale bien una paella cuando le dedica menos de dos minutos, seguramente tu respuesta sería la misma: puede que no sea la tarea más complicada del mundo, pero hay que dedicarle su tiempo. En términos habituales, cuando alguien hace una foto ni la persona que aparece, ni la que hace la foto dedica ni diez segundos.

Dos. La composición. Coger la cámara -o el móvil – con una mano,  mientras en la otra tienes un kebab y estás intentando abrazarte a tu amig@ borrach@ en un tugurio oscuro hará que el encuadre no sea como para lograr la foto de tu vida.

¿Por qué no salgo bien en las fotos?

Tres. El maquillaje. Si te has maquillado correctamente y has tapado tus ojeras tienes mucho ganado. Pero probablemente no hayas utilizado suficientes polvos matizadores y tengas algún brillo. O tal vez el gloss es excesivo para una foto. Es difícil que tengas conocimientos apropiados para sacarte todo el partido. Aunque tu amiga te diga que le encanta cómo te prolongas la raya del ojo hasta la coronilla, igual no es la mejor idea.

¿Por qué no salgo bien en las fotos? ¿Por qué salgo mal en las fotos?
Brillos, ojeras y una barra de labios que remata un maquillaje terrible.

Cuatro. El fotógrafo. Un fotógrafo profesional necesita mucho menos tiempo, puede analizar la situación, prestar atención a la luz y sacar bastante partido en el peor sitio, o incluso proponerte alternativas. Tu amigo Chus es un tío muy divertido, y aunque una vez hizo una foto de un huevo frito que te gustó, el hecho de que trabaje en una panadería no da pistas de que sea un gran fotógrafo.

Si todavía te preguntas ¿Por qué no salgo bien en las fotos?, sigue leyendo. ¡Hay más!

Cinco. Tú. Si miras asustada a la cámara, o si intentas parecer el malo de una peli de Vin Diesel puedes apostar a que no saldrás como quieres. Mantener una pose funciona si, y solo si, sabes qué pose te puede favorecer. De lo contrario, no transmitirás la imagen que te gustaría.

¿Por qué no salgo bien en las fotos?
El gesto de dolor, desaprobación o ascopena nunca es una manera adecuada de salir bien.

Seis. La luz. Sin suficiente luz, obtendrás una imagen oscura o se disparará el flash. Aún con los valores en automático, el flashazo puede que no lleve la cantidad de luz necesaria, si estás demasiado lejos, o que queme la foto si estás a menos distancia de la recomendable. En un número enorme de ocasiones un solo flashazo suele ser el anticipo una foto horrenda, si bien mucha gente se ha habituado a verlas así. O puede que no necesites el flash para salir mal, solamente escoger un sitio en el que la luz no te favorezca.

¿Por qué no salgo bien en las fotos? Ejemplos de fotografías intencionalmente mal realizadas.
Una buena iluminación es imprescindible para no parecer salida de una película de terror.

Siete. La lente. Expliquémoslo de manera fácil:  la lente que usas puede deformar tu rostro si lo usas de manera incorrecta. Cuando intentando que quepan  más cosas en el plano, abres al máximo el campo, estás usando frecuentemente un gran angular. Esta lente (que es la que, por defecto, tienen los móviles) deforma un poco para que “entren” más cosas en cuadro. Si tu cabeza está cerca de cualquiera de los cuatro lados de la pantalla, tu cara saldrá deformada, tu nariz extraña y tus piernas pequeñas. Saldrás mal, pero no porque la cámara no sea buena, sino porque no la usas de la manera adecuada.

¿Por qué no salgo bien en las fotos?
Si hay un angular y te pones a un lado, te deforma la cara. Así de mal.

Ocho. El trabajo posterior de selección y corrección. Hay auténticos criminales de la fotografía escondidos detrás de su ordenador y armados con Photoshop  o cosas peores para cometer un auténtico holocausto y, en general, perjudican el resultado. Y las aplicaciones como el modo belleza que alisan la piel automáticamente, creando un efecto plano que casi todo el mundo detecta. Carecer de buen gusto para retocar una imagen puede conseguir arruinar tu foto (no es lo mismo saber que existe una herramienta que tener criterio para usarla). Por no hablar de esos programas de fotocomposición terribles en los que aparecen varias imágenes y se coloca una frase que leída con calma es bastante cutre.

Nueve. El vestuario. Juntar flecos con lentejuelas y un chaleco fluorescente estaba bien en tu imaginación, pero ante la cámara puede que no funcione. Hay miles, millones de pequeños detalles, (tirantes de silicona, medias feas, esa combinación de falda y top que muestra tu ombligo pero a cambio deforma tu figura, por citar algunos horrores) que pueden arruinar tu imagen. Mejor tener a alguien que se preocupe por el resultado final y esté acostumbrado a tomar decisiones para evitar errores.

¿Por qué no salgo bien en las fotos?
Iris escogió un conjunto particularmente horrendo con una combinación de estampados contra natura, pulsera y cinturón que tampoco pegan y un fular terrible que guardaba para una ocasión como esta.

Diez. El peinado. Once. La cámara empleada. Doce. La motivación…

El número de razones es muy elevado. Si te decides a trabajar con un fotógrafo profesional, él se ocupará de todos estos detalles sin ningún problema.

¿Has visto algún truco “mágico” en este texto? Es evidente que todo son pequeños detalles que pueden ayudarte a salir mejor en las fotos, pero que, especialmente, te permiten darte cuenta de  que no es una cuestión tan complicada lo de salir bien. Si acudes a la persona adecuada, puedes salir a la perfección. Tener buena imagen puede ayudar a reforzar tu autoestima y eso siempre viene bien.

¿Por qué no salgo bien en las fotos? ¡Yo quiero salir bien!

Después de leer todo esto, si te decides a contactar conmigo, puedes enviarme un mail a sergi@archerphoto.eu (no sé si ha quedado claro que soy fotógrafo en Valencia) o un Whatsapp al +34 644459753 para que hagamos una sesión de fotos. Si te sigues preguntando “¿Por qué no salgo bien en las fotos?” después de ver un buen trabajo se disiparán tus dudas. Echa un vistazo a las galerías y fotografías que he realizado.

Galerías de fotos

Algunas muestras de books

Consejos para salir bien en las fotos de actos públicos

Autoestima y fotografía

 

Sesión fotográfica en estudio

sesión fotográfica en estudio, fotografo,Valencia

Determinar el tipo de iluminación es siempre un pequeño dilema. Yo suelo ser partidario de funcionar en exteriores con iluminación natural. A menudo uso algún reflector para ayudarme, pero si bien se gana en iluminación, la mayoría de las veces el reflector debe ser manejado por una persona. Y para una sesión fotográfica en estudio suelo ser partidario de emplear iluminación continua.

sesión fotográfica en estudio, fotografo,Valencia

 

Dicho esto, la iluminación continua tiene ventajas y desventajas, y los flashes, también. Así que uno va haciendo pruebas, como en esta sesión con Mariana Uscanga, de la que os enseño los resultados. Utilicé varios flashes, filtros y reflectores. Si hay algún fotógrafo aficionado al que le gustaría saber el setting empleado voy a tener que decepcionarle. Hice muchas fotos, muchos experimentos, lo moví todo y no hubo un setting, sino muchísimos. Y por supuesto, no me puse a apuntarlos. No suelo hacer tutoriales de fotografía porque hay mucha competencia y producirlos suele tener un trabajo mucho mayor del que se imagina la gente. Así que un abrazo a los fotógrafos que se toman ese esfuerzo y vaya para ellos mi reconocimiento.

Mariana, por Archerphoto,fotografo Valencia,fotógrafo profesional

Una vez acabada la sesión de fotos…

Después de una sesión fotográfica en estudio, uno debe aplicarse en el trabajo de edición. En muchos de estos casos, una de las tareas  está en la selección de cuales son las fotos que queremos, porque frecuentemente hay muchas similares. Sobre la selección es importante decidir, más o menos, lo que vamos a hacer, para que el trabajo no se haga demasiado largo. En este caso, la idea era mantener totalmente el interés en la modelo. Eliminar cualquier detalle sobrante del fondo era prioritario. Después, el control de los tonos es otra cuestión crucial. Y como algunas de las fotos acabarán, mal que me pese, en Instagram, también era adecuado dejarlas listas para esa aplicación además de para otras redes sociales como Tumblr o Flickr.

sesión fotográfica en estudio, fotografo,Valencia

Mariana tuvo la paciencia suficiente como para no matarme a pesar de que hubo muchos experimentos, unos cuantos desastres y un número importante de repeticiones. Pero probablemente coincidiréis conmigo en que el temple y aguante de esta modelo mexicana tuvo un premio justo.

sesión fotográfica en estudio, fotografo,Valencia,book de fotos Valencia

Soy Sergi Albir, fotógrafo profesional. Si quieres una sesión fotográfica en estudio (normalmente en Valencia), en exteriores, o tienes una empresa, o un evento, o quieres que grabe un vídeo de una tortuga sumergiéndose, o cualquier cosa que se te ocurra, puedes contactar conmigo en el +34 644459753 (mejor por Whatsapp) o en sergi@archerphoto.eu.

Por cierto, trabajo tanto en estudio como en exteriores. Si quieres ver algunas sesiones de fotos más…

sesión fotográfica en estudio, fotografo,Valencia,fotografo Valencia,estudio fotos Valencia

Otra foto de Vicctoria

boudoir

Algunas fotos piden mucho trabajo, mucho control de la luz y mucho proceso posterior. Y otras no. Otras funcionan perfectamente con dos o tres detalles que, además, vienen directamente a la mente en cuanto las ves.

Por eso subí esta otra foto de Vicctoria. No fue una de las que escogimos en un primer momento, pero tiene un punto de intensidad que me interesó especialmente, tal vez por la expresión. Humedecimos un poco el pelo para conseguir los brillos y eso ayuda mucho a darle vida a la imagen.

Por otra parte, el fondo negro y el contraste son elementos clave para el resultado final. La mirada hacia fuera del plano ayuda a considerar que el pensamiento de Vicctoria está dirigido más hacia otros intereses que no la cámara, la luz o la sesión fotográfica. Sin embargo, no es una pose totalmente estática, y ese pequeño movimiento dota de un interés adicional al resultado final. El encuadre original era vertical, pero he acabado con una foto cuadrada. Cosas que pasan.

otra foto de Vicctoria,fotografo,Valencia,boudoir

En términos generales, esto fue una fotografía que hicimos para una sesión que estaba en la línea del boudoir. Era la primera vez que Vicctoria y yo trabajábamos juntos y el resultado fue, en mi opinión, muy positivo.  Si quieres ver más fotos de este tipo, puedes echar un vistazo a este post o a esta galería.

Si te gustaría tener fotos así, puedes enviarme un mail a sergi@archerphoto.eu o mandarme un Whatsapp al +34 644459753. Soy fotógrafo en Valencia, pero también en Madrid, Barcelona o cualquier otro sitio.

Los detalles aburridos

En el aspecto técnico: ISO 2000, disparada con un 50mm f/1,4 de Canon, pero a f/1,6, disparada en RAW y procesada posteriormente con Adobe Lightroom.  La cámara usada fue mi EOS 5D Mark III, y estuvimos usando iluminación continua. El recorte empleado como foto destacada está un poco girado porque me parecía mejor, pero es la misma foto.

Y un link por si tienes algunas preguntas sobre las sesiones de fotos que hacemos.

Cinco consejos para salir bien en las fotografías de actos públicos

Ximo Rovira - Cinco consejos para salir bien en las fotografías de actos públicos

Muy frecuentemente escribo consejos para las modelos, pero en este caso escribiré justo para el público opuesto: aquellos que ni están acostumbrados a estar delante de una cámara o del público. Hoy en día, además, en casi todos los actos alguien graba o hace fotos, así que resulta crucial conseguir transmitir una buena imagen.

Es lógico que una persona deba afrontar algunas veces un acto público, y ese momento suele ser causa de tensión porque la persona no tiene confianza en sí misma para esa tarea en particular. Es lógico, en general se trata de gente con una formación bastante amplia pero que en ese campo en particular se sienten particularmente desprotegidos.

Cinco consejos para salir bien en las fotografías de actos públicos

Para empezar y aunque no sea un consejo concreto, mantener una actitud positiva es un consejo sencillo de dar pero más complicado de llevar a cabo. Un discurso público no ha de ser necesariamente una tortura.

La primera recomendación es muy sencilla. Tiene que ver con la mirada. Aunque tenga un texto delante, un orador debe mirar al público. La postura resulta más natural y favorecedora que la de alguien que mira constantemente hacia abajo con el cuello arrugado. Es uno de los fallos más frecuentes. Es normal -a veces es imprescindible- leer, pero un ponente debe recordar dirigir la mirada al público con frecuencia. Y cuanto más, mejor.

El segundo consejo tiene que ver con la infame manía que tienen los organizadores de cualquier evento de poner una botella de agua encima de la mesa. Ese detalle estropea más fotos de las que nadie pueda imaginar: salvo que estemos presentando una nueva marca de agua mineral, huyamos de estas botellas, especialmente cuanto mayores y más notorias sean. Por favor.

Josep Maria Beà
Josep Maria Beà, fantástico autor de tebeos, tras una infame botella de agua.

La postura corporal es relevante. Puede que lea. Puede que no. Que se dirija al público y que tenga, o no, una botella cerca. Si la persona está excesivamente recostada hacia atrás puede parecer un haragán, y si está inclinado hacia delante, ansioso, amenazador o patético. Es imperativo permanecer erguido y natural. Incluso cuando no esté hablando.

cinco consejos para salir bien en las fotografías de actos públicos Steve Wozniak
Steve Wozniak, uno de los fundadores de Apple, en la Campus Party 2010, Valencia.

La actitud del resto de los participantes en una conferencia mientras uno habla es reveladora. No prestar atención, jugar con el móvil (o contestar un mensaje importantísimo, da exactamente igual, la apariencia es que no está enfocado en el discurso del compañero de mesa), bostezar, dormirse o comportamientos similares pueden evidenciar problemas que tal vez ni siquiera existan. La mirada dirigida durante la inmensa mayoría al ponente que hable. Si además los miembros de la mesa quieren tomar notas – o fingir que lo hacen- tienen un bonus.

El vestuario. No es preciso que el aspecto sea el de un DJ enfermo de la moda que llega a una entrega de premios en Hollywood. Pero ni eso, ni llevar un traje que hace 30 años ya era poca cosa. Si el acto es realmente relevante (especialmente si es formal), acudir a comprar un buen atuendo y una corbata de este siglo son factores que pueden contribuir a transmitir la mejor imagen.

Y hasta aquí mis cinco consejos para salir bien en las fotografías de actos públicos. Si necesitas imágenes para tu foto de perfil en LindkedIn, para empresa o personales, puedes enviarme un mail a sergi@archerphoto.eu o un Whatsapp al +34 644459753.

¿Sabías que usando fotografías de calidad y otras acciones fácilmente aplicables puedes mejorar tu posicionamiento en Internet? Si quieres ayuda con el SEO y estás interesado en aparecer en mejores puestos en Google en Archerphoto trabajaremos para conseguirlo. 

Sesiones de fotos de 2017: no se vayan todavía, aún hay más

Archerphoto blog fotografo

Hemos pasado la mitad del año pero no sería esperable haber acabado de hacer fotos. Así que enseñaremos un poco más de lo que he estado haciendo durante estos últimos meses.

En algunos casos la profesión era el factor decisorio para hacerse la sesión, como en el caso de Jose Figueroa, un actor con el que hubo una facilidad de trabajo espectacular. Pero en otras ocasiones las fotografías eran más personales, como en el caso de Lucía, y la conexión también era muy fluida: ya salió muy bien en unas fotos hace años, y lo mismo pasó esta vez.

boudoir sensualidad fotografía valencia blog fotografo
Sara, danza.

Sesiones de fotos

Con Elaine también fue un reencuentro. Con Vicctoria hicimos una sesión boudoir que dio un excelente resultado, y con Sara hubo un poco de todo: exteriores, un poco de fotografía intimista y algo de lucirse con tacones.

Hay fotos que ya me gustaría haber hecho pero todavía están pendientes: dos de las tres ganadoras de mi concurso de peloteo en Facebook han pedido que le demos tiempo al sol, y es posible que la tercera diga lo mismo. No es que sea imprescindible, pero todos podemos entenderlo.

No todo está aquí

También ha habido más fotos, claro, que no enseño aquí porque no eran sesiones estrictamente: Dreamhack, fotografía de calle, alguna cosa para empresas y edición de vídeo.  En cualquier caso, el buen tiempo es una excusa tan estupenda como cualquier otra para hacerte unas fotos que recuerdes toda tu vida. Pueden ser fotos en las que salgas tú sola, con tu pareja, con tu familia o con tu perro. O incluso con tu gato, aunque tienden a portarse peor, ya los conocemos. Pueden servir para mejorar tu currículum, tu autoestima o simplemente tu humor.

Fotógrafo Valencia sesiones de fotos

Más fotos de 2017

Información sobre los books para modelos y particulares

 

Quiero ser modelo pero…

Quiero ser modelo pero... Isabel C. en una foto de Archerphoto, fotógrafo profesional Valencia, Madrid, Barcelona, Alicante, Castellón

A menudo hay gente que considera la posibilidad de probar como modelo, pero encuentra algunos obstáculos. El mundo está lleno de problemas, claro, aunque los más graves son los que nos ponemos nosotros mismos.

Escribo este texto para rebatir algunas ideas que puede que tengas y que te parezcan un obstáculo

Quiero ser modelo pero soy bajita

Las modelos de pasarela son altas. Más de 1,73 habitualmente. Pero para las fotos no habrá problema. La altura también se pide, a veces, para azafatas de imagen en determinadas situaciones, pero no siempre. Los tacones suelen ayudar en esas situaciones, pero evidentemente no hacen milagros.

Quiero ser modelo pero soy tímida

Es un trabajo. Lo importante es que después, cuando te pongas ante la cámara la timidez se quede en el bolso. O en casa. En cualquier sitio salvo en uno que moleste. Tu vida privada es tu vida privada, pero es imprescindible que separes eso de tu tarea ante las cámaras o en las pasarelas.

Quiero ser modelo pero tengo cicatrices o estrías

Eso puede ser una limitación. Pero todo el mundo tiene límites. Es factible que no te convenga perder el tiempo, en ese caso, en castings de ropa interior o bikini, pero puede haber muchos otros en los que no haya problema. Puedes especializarte como modelo en cosas en las que eso no sea un problema. Y de todos modos, en muchos casos tendemos a exagerar nuestros defectos porque los vemos todos los días.

Quiero ser modelo pero soy fea

Aquí hay un problema que tal vez no sea real. Hay muchas chicas que se ven feas y no lo son. Con todo, hay muchas modelos cuyas caras no son de una belleza convencional y precisamente por eso consiguen destacar. Es posible convertir un problema en una ventaja, pero hay muchas veces que ni siquiera es cierto que seas fea, sino simplemente que tienes una autoestima baja.

Quiero ser modelo pero... Rossy de Palma, por Sergi Albir, Archerphoto, fotógrafo
Rossy de Palma fue una modelo poco convencional.

Quiero ser modelo pero tengo tatuajes

Lo mismo que decíamos antes. Cuantos más tatuajes, normalmente, más problemas, salvo por un detalle: en un momento dado empezaron a demandarse modelos de tatuaje. Es minoritario y, además, buscan chicas extremadamente tatuadas y que, además, el trabajo sea particularmente bueno. Pero hay un poco de todo.

Quiero ser modelo pero soy delgado

Esto es una cosa que muchos chicos se plantean. Pues habitualmente, cuanto más delgado seas, mejor. Una cosa es que esté de moda un cuerpo más grande, más trabajado, pero a los diseñadores les viene mejor que estés más delgado. Los trajes, por ejemplo, te quedarán mejor cuanto más delgado estés.

Fotógrafo profesional para books. Desfile de Miquel Suay. Ser modelo.
Modelo en un desfile de Miquel Suay, Semana de la Moda de Valencia, 2 de febrero de 2010

Quiero ser modelo pero soy gordo o gorda

Tampoco es imposible. Suena muy mal decirlo así. Hay modelos de tallas grandes. Ahora bien, hay quien se piensa que una mujer en una talla 44 está en una talla grande. No es cierto: para modelos de tallas grandes se busca gente mucho más voluminosa. Hay posibilidades de trabajar como figurante o de hacer un poco de ejercicio y dieta, pero SIEMPRE de manera saludable. Si no te adaptas a un estándar de belleza puedes trabajar como modelo “real life”, que son, eso, gente con buen aspecto pero con complexión normal. Cada vez se demandan más. Eso sí, normalmente no se paga mucho.

No todo el mundo puede ser modelo, pero tirar la toalla antes de conocer un poco más de la demanda que existe es un error. Para bien o para mal cada vez consumimos más contenidos y hay más publicidad. Y ver gente anunciando productos, probándolos o visitando lugares hace que nos identifiquemos con ellos. Es posible que eso no vaya a durar siempre, pero hoy en día estamos en el momento de la historia en el que más modelos de todo tipo se solicitan.

Si quieres más info sobre lo que necesitas para ser modelo, puedes leer más en los siguientes enlaces.

Si lo que quieres es hacerte un book o fotografías de cualquier tipo…

Fotógrafo Valencia

Y si quieres echar un vistazo a las fotos que subo diariamente:

https://flickr.com/photos/archerphoto

https://www.instagram.com/archerphoto/

https://www.instagram.com/archerphoto2/

Chelo Pons, modelo de tallas grandes

Chelo Pons, modelo de tallas grandes por Archerphoto, fotógrafo profesional en Valencia

La idea de que existen muy diferentes tipos de modelos es algo que caracteriza el mundo de la fotografía de principios del s.XXI. Si bien unas se solicitan más que otras, existe una tipología muy diferenciada. Chelo Pons es un ejemplo. Se trata de una modelo de tallas grandes que accedió a contar su visión y su experiencia.

Hicimos la entrevista en mi estudio, así que, como es de rigor, hice algunas fotos. El encuentro fue muy entretenido, pero Pons resulta tan cercana que a ratos era más una conversación entre amigos que un cara a cara más formal.

Chelo Pons, modelo de tallas grandes por Archerphoto, fotógrafo profesional en Valencia

Chelo Pons, modelo de tallas grandes

“Resulta casi imposible vivir exclusivamente del trabajo de modelo” explica Chelo, refiriéndose a la cuestión específica de las tallas grandes ” pero sí se encuentran trabajos, sí hay demanda”. Sobre sus principios, cuenta “yo empecé porque siempre he sido muy fotogénica. Salía bien en las fotos, tenía contactos en el mundo artístico, y en torno a 2013, un poco antes de que se popularizase todo esto del mundo curvy, empecé a hacerme fotos. Mi primer book me lo hice con una amiga, fotoperiodista, Consuelo Chambó y después otra sesión con Juan Solbes”. Eso le proporcionó una cierta seguridad ante la cámara, y sus mejoras coincidieron con la eclosión del movimiento curvy. “Yo soy una mujer madura”, expresa Chelo con una cierta gravedad, “con unos kilos de más, no hay duda, y me siento fenomenal…  A partir de ahí lancé mi fanpage (https://www.facebook.com/Plus-size-modelo-XL-Chelo-Pons-935855069824623/?fref=ts) y pensar en lo que es la diversidad. En realidad, este pensamiento vino por el colegio de mis hijos, que es un lugar donde se apuesta mucho por la diversidad y para mí es muy importante en todos los campos.  En Valencia es muy difícil, hay más trabajo en Barcelona y Madrid, porque aquí sigue existiendo ese estigma, diga lo que diga quien quiera”.

La respuesta del entorno a las fotos menos inocentes

No es lo mismo una sesión de fotos, por decirlo así, en la que se muestren vestidos que una en la que se vea más piel. Las reacciones son diferentes. “Una vez tuve la fanpage seguí haciéndome fotos”, relata Chelo Pons “y algunas en una línea boudoir.  Eso escandalizó a algunas personas, incluyendo a algunas de mis amigas más íntimas, que me preguntaban que cómo se me ocurría. En mi página, claro, había reacciones positivas, pero algunas de personas muy próximas se escandalizaban. Hasta mis padres, o amigas mucho más jóvenes que yo”.

Lo curioso de esto es que Chelo no es una persona que no sepa lo que hace. “A mucha menos gente le escandaliza que una chica que acaba de cumplir 18”, explica, “exponga este tipo de fotos que lo haga una persona que tenga la cabeza ya amueblada y sepa lo que hace”.

Chelo Pons, modelo de tallas grandes por Archerphoto, fotógrafo profesional en España: Madrid, Barcelona, Valencia...

Una sola experiencia negativa

“Hay gente a la que disgusta que una persona como yo, que tengo 46 años y muchas curvas, aparezca en fotografías así”, explica. “De hecho, para mí, el desnudo es un arte y para mí la libertad de expresión es muy importante. Hay una anécdota: estoy en un grupo de Nude Art, y colgué una  de las fotos que me hizo Pedro Hernández (un prestigioso fotógrafo valenciano que vivió una larga temporada en Francia), un gran fotógrafo,  y una chica de las que estaba en la página dijo algo así como <<yo no tengo porque ver esto>>. Evidentemente estaba fuera de lugar, y así se lo hicieron ver los administradores de la página, pero no deja de sorprender. No les gustan las curvas. Ellas dicen <<estás gorda>>. Pero a mí me da igual su opinión, lo hago por mí misma”. Pons matiza que el punto diferenciador es mientras se mantenga la salud y que, además, puede servir de ejemplo para algunas chicas que también tienen sobrepeso y que lo llevan mal. La báscula no tiene porqué impedir, se deduce de sus palabras, que puedas mostrar una imagen atractiva. “Pero fíjate que es una mujer, joven además. Si están en ese grupo, es porque tal vez posen ellas o estén interesadas en el desnudo”, comenta Chelo, “¿cómo puede ser que tú misma estés diciendo públicamente que no quieres ver eso cuando has entrado libremente en el grupo?”.

Los típicos buscones

“Eso nos pasa a todas”, concreta, “hay fotógrafos, follógrafos y buscones. Una anécdota curiosa: el otro día, un señor de la fanpage, muy educado, me escribía diciéndome que era un hombre sumiso y que le gustaría una mujer como yo. Si no le interesa, por favor dígamelo, porque usted es una dama. En general, yo antes de hacer cualquier sesión procuro tener una reunión previa, un café o algo así para saber de primera mano la persona con la que trabajaré”.

Lo primero, para mí, es el cara a cara”. En este aspecto, coincido plenamente: es imprescindible establecer un vínculo de confianza para que los resultados sean buenos. “Cuando estás en una sesión no puedes estar ni exhibiéndote de manera excesivamente provocativa ni con la bata puesta y cuello alto” dice Pons “porque así no funcionan las cosas. Pero eso suele venir de no haber dejado claras las cosas previamente: hay que ser consecuente. Y por supuesto, si no tienes confianza en ti misma, difícilmente lo vas a hacer”.

Autoestima

“La autoestima es importante”. Chelo Pons es rotunda al respecto. “A mí me jode como a todo el mundo, cuando no me viene mi ropa. Pero no por nada en particular, sino porque no tengo un presupuesto ilimitado para gastar. Pero luego tienes a los detractores de las modelos curvy por el tema de salud. Yo no voy a ser delgada en mi vida. Pero me cuido: ahora estoy a dieta. Y hago deporte. Pero hay gente que en seguida se precipita para decir que no estás contenta con tu cuerpo. No es mi caso. Lo importante es que tú te veas bien, que te arregles y estés contenta”.

Pons es muy consciente también de la importancia de las tiendas de tallas grandes. “Especialmente hay chicas jovencitas que lo llevan mal y necesitan tener esta opción”. De hecho, ella misma trabajó en una tienda de la que también fue imagen, Trovada. Ahora se mantendrá en ese último aspecto, pero tendrá más tiempo para otros trabajos de modelo.

Chelo Pons, modelo de tallas grandes por Archerphoto, fotógrafo profesional en España: Alicante, Castellón, Pamplona, Zaragoza, Tarragona

Vivir como modelo de tallas grandes

“Es prácticamente imposible en València. Tendría que moverme en otro ámbito. Tal vez en Barcelona o Madrid. Yo he conseguido algunos trabajos profesionales, pero aquí es francamente difícil. No he hecho los suficientes como para poder decir que vivo de esto”. El problema casi siempre es el mismo: aunque pueda haber demanda, la mayoría está focalizada en las ciudades más grandes.

Pons no solo está metida en el mundo de la imagen, sino que está muy metida en cuestiones relacionadas con su voz: es soprano y ha participado en múltiples musicales desde hace años y últimamente está metiéndose en el mundo de la locución publicitaria. Si queréis echar un vistazo a su canal de Youtube, que también tiene cosas interesantes, podéis mirar aquí: https://www.youtube.com/channel/UCr3m36ofQTzpkWzm76gotYA

En cuanto a mí, bueno, soy Sergi Albir, soy fotógrafo profesional (aunque lo de escribir también llevo haciéndolo algunos años) y si necesitas fotos puedes contactar conmigo en mi correo electrónico (sergi@archerphoto.eu) o enviarme un Whatsapp al +34 644459753. Si me llamas, según cómo esté de liado, tal vez no lo coja. Pero eso ya lo sabías 😉

La fuerza de una imagen: autoestima a través de la fotografía

La fuerza de una imagen. Autoestima y fotografía, Archerphoto

Hace ya unos años, después de unos cuantos retratos, me di cuenta de la importancia que podía cobrar para algunas personas el verse con la imagen adecuada. Me pareció interesante. Conozco algunos psicólogos, pero decidí encargarle un artículo al respecto precisamente a una psicóloga a la que le había hecho fotos, Eva Navarro. Escribió un artículo que publiqué en una web anterior y posteriormente amplié el post. Está publicado aquí también.

Un poco después, con otras psicólogas, Matti Ameli y Mar Ortiz, retomé el tema. No porque el primer artículo no fuese estupendo, sino porque la idea merecía aportaciones adicionales y diferentes.

Mientras tanto, seguí haciendo fotos y confirmando que para mucha gente la fotografía podía ser una manera espléndida de reforzar su autoestima. Estuve trabajando para la Fundación José María Haro, dependiente de Cáritas. En algunos casos, sí veías como alguna gente mejoraba su concepto de sí misma al enseñarles la foto. Era especialmente interesante porque se trataba de gente en situación de riesgo o exclusión social. Pero mi trabajo era de ilustrar, básicamente.

La fuerza de una imagen - Archerphoto - autoestima confianza y seguridad a través de la fotografía

La fuerza de una imagen

Un día, hace poco, me llegó un mensaje a mi página de Facebook. Era de Lara Vidal, a la que no conocía de nada. Lara trabaja en Cruz Roja, en Talavera de la Reina, y me dijo que había encontrado mi página y el post sobre la autoestima y que habían preparado un vídeo, pero que en algunas partes el texto podía parecerse demasiado al mío. Había similitudes, claro, pero sobre todo conceptuales, con una diferencia espectacular: en Cruz Roja Talavera habían convertido una reflexión en una herramienta de trabajo. De una manera organizada y bien estructurada. El proyecto es un taller llamado Autoimagen, fotografía y empoderamiento, y tiene mucho que ver con la posibilidad de cómo ser una persona más segura y confiada.

Unos días después (el 13 de enero de 2017) publicaron el vídeo, llamado “La fuerza de una imagen” y nos incluyeron a Eva y a mí en los agradecimientos que se ven en la página y en el post.  Os lo enlazo aquí porque me alegró mucho ver los resultados que se pueden lograr. Además, me siento un poco parte, aunque no haya colaborado directamente.

El vídeo lo hizo Alex Casas, a la que tampoco conozco, pero Lara y ella publicaron también un artículo en el que explican con algo de detalle el taller:  http://www.lanuevarutadelempleo.com/Noticias/la-fuerza-de-una-imagen-fotografia-para-la-autoestima

Copyright Sergi Albir 2017

Sesiones de fotografía boudoir

Fotografía boudoir Valencia fotógrafo profesional Archerphoto

Hay un interés creciente por sesiones de fotografía boudoir: es cada vez más habitual que mujeres que están interesadas por su aspecto decidan hacer fotos que la muestren como a ellas les gusta verse en determinados momentos.

El hecho es que todos queremos tener buenas fotografías, pero no siempre es sencillo conseguir que todo encaje: estado de ánimo, maquillaje, peluquería, ropa, actitud y después todo lo que le corresponde al fotógrafo profesional: iluminación, encuadre y mil y un factores que hagan que la captura resulte realmente buena.

Sesiones de fotografía boudoir

Sesiones de fotografía boudoir

En este tipo de fotografía resulta especialmente importante que el criterio a la hora de trabajar sea una idea en la que se busca el glamour y la belleza, y no un erotismo que pueda caer en la vulgaridad. El estilo es crucial y ahí está la diferencia entre un gran resultado y una sesión fallida. Es ahí donde un fotógrafo profesional puede marcar la diferencia frente a cualquier persona que coja una cámara.

De hecho, la misma situación exacta puede darnos una foto mala o una espléndida. En muchos casos la diferencia está en qué foto escogemos procesar y qué foto decidimos dejar guardada. El criterio y el buen gusto son esenciales. En mi caso, suelo dejar unas horas -a veces unos días – las fotos en el ordenador hasta que me decido a procesarlas. A veces el criterio cambia y lo que, con la cámara en la mano parecía espléndido es una foto menos interesante que otras en las que uno no se emociona tanto. Todo es parte del trabajo del fotógrafo.

Soy Sergi Albir. Hago fotos y vídeo. Estoy disponible en el el +34 644459753 (con Whatsapp disponible) y aún mejor, en sergi@archerphoto.eu. Si necesitas un presupuesto para una sesión fotográfica boudoir, dime desde dónde me escribes, por favor. Hasta pronto.

Un poco más de texto y algunos ejemplos más de fotografía boudoir y una galería de fotos boudoir.

boudoir,fotografo,fotografo profesional,Valencia

 

La persona en el espejo

Como comenté hace algunas semanas, las psicólogas Matti Ameli y Mar Ortiz colaborarán en esta web comentando cuestiones de autoestima. Este es el primero de los artículos que publicaremos y espero que os interese.

La persona en el espejo

¿Cuántas personas son capaces de sostenerse la mirada cuando se miran en un espejo? ¿Cuánto tiempo son capaces de hacer esto?

Nos sorprendería la poca gente que tiene esta capacidad de mirarse en un espejo y verse. Cuando distinguimos entre mirar y ver, hacemos referencia a que una mirada rápida a esa persona que está en el espejo, casi todos pueden hacerlo, pero VER a esa persona, ser consciente de quién es esa persona (de quién soy yo) ya es un ejercicio más difícil de realizar.

Y esto ¿a qué se debe? Se debe a que, en la mayoría de los casos, nuestra autoestima está más dañada de lo que podríamos pensar. La autoestima es algo muy frágil. Se va formando a lo largo de la vida pero, sobre todo, se empieza a formar en edades muy sensibles, cuando la persona es un niño. Y es en esos tiempos, cuando empezamos a recibir diversas influencias de nuestro entorno más inmediato (la familia) que pueden generar una autoestima sana o una autoestima enferma. Cuando al niño se le pone al lado de su hermano o de su primo para ver quién es más alto, cuando al niño se le hace saber que su hermano o hermana es más listo, o más delgado, se le está enseñando a esos niños que su valor depende de cómo salgan de bien o mal parados cuando los comparan con otros. Aprendemos que nuestra autoestima no es ni nuestra ni auto, sino que dependerá de con quién se me compare o en qué áreas se me compare, llegaré a la conclusión sobre mi propia valía.

La persona en el espejo

Y si nos damos cuenta, muchas de estas comparaciones van relacionadas con la imagen de la persona. La imagen es un constructo social. Si nos damos cuenta, los cánones de belleza, de imagen, han variado a lo largo de la historia, en función de las creencias, valores y tendencias sociales de cada época. Si a esta imposición de lo que se considera una imagen adecuada y aceptada, le sumamos que la mayoría de las personas subordinan su propia autoestima a la comparación con los cánones sociales, podemos llegar fácilmente a la conclusión de que las personas no son capaces de mantener su mirada en el espejo porque no se consideran socialmente aceptables debido a que su imagen no es la “adecuada” al momento social en el que viven.

Desde la revolución tecnológica que consiguió poner una televisión en cada hogar, hemos podido comprobar el aumento de trastornos relacionados con la autoimagen: desde la anorexia, la bulimia hasta el trastorno dismórfico que hace que la persona perciba partes de su cuerpo como desproporcionadas o aberrantes. Pasando desde luego, por todos los problemas que supone tener una autoestima baja, y en muchos casos, directamente, inexistente. La publicidad, tanto en prensa escrita (fotografía) como en televisión, nos ha bombardeado durante mucho tiempo con ideales de imagen que no son realistas. Todos conocemos programas de retoque fotográfico que son capaces de adelgazar a una persona hasta medidas imposibles. Y aún así, mucha gente cae en la trampa de dar esas imágenes por reales, tomarlas como metas personales, y en algunos casos, lamentablemente, morir en el intento.

IMG_1219-Editar_small

Debemos tomar consciencia de que estas manipulaciones sociales existen. De que las personas somos algo más que una imagen. Que cada persona es única, y lo que puede aportar a su entorno y al mundo sólo lo puede aportar ella. Y eso es lo que realmente vale. Muchas veces no nos vemos bien, porque no somos capaces de ir más allá. De sostener esa mirada en el espejo, de transcender la imagen física, y llegar a ver a esa persona que vale por sí misma, que tiene ideas, que ofrece sentimientos, emociones y experiencias, que es capaz de hacer muchas cosas útiles, y que simplemente salió mal en una fotografía.

Una acción útil para tomar plena consciencia de cómo es este mundo de fantasía que la publicidad nos vende, es hablar con profesionales de la fotografía y la imagen, que pueden demostrarnos que cualquier persona, con ayuda de la técnica, puede parecer otra totalmente diferente.

Recordemos que somos más que una imagen. Somos PERSONAS, en toda la dimensión y complejidad de la palabra. Y la próxima vez que te mires a un espejo, concédete unos minutos para verte, para conectar contigo mismo y para respetarte por quién eres y no para minusvalorarte por cómo eres.

Psicólogas Matti Ameli y Mar Ortiz

C/ Periodista Azzati, 5, 2º, pta 4 A

Valencia

Tfno. Cita previa 661 592 658

www.mattiameli.webnode.es

www.consulta-de-psicologia.webnode.es