Probando el Minolta Rokkor 75-200 f4.5

Comparte si te gusta.

Un fotógrafo no es casi nada sin sus cacharritos. Una cosa es que lo importante sea la persona y otra que no nos quedemos hipnotizados con determinadas piezas que nos ayudan a trabajar. Este es el caso de los objetivos Rokkor de Minolta. En muchos casos tienen casi mi edad, pero en concreto, estos objetivos son especialmente queridos. El nombre viene de Rokko, una montaña que se podía ver desde la fábrica de Minolta en la que se diseñaron estas lentes.

Algunas de las Rokkor fueron vendidas bajo la marca de Leica, Leitz. Pero no es el caso, por lo que parece, de este objetivo en particular, que sí tiene una calidad fantástica para ser un zoom, y una apertura razonable. De hecho, en muchos aspectos es comparable al 70-200 f4 de Canon. Buen bokeh, apertura constante y buena construcción.

Probando el Minolta Rokkor 75-200 f4.5
Probando el Minolta Rokkor 75-200 f4.5. En este caso la apertura era F11. Foto reducida sin editar.

Yo caí rendido ante mi primer Rokkor, un 58 1.2, y hace poco que me he hecho con este 75-200, también para emplear con mis Samsung NX. El punto es que los adaptadores de Minolta a NX son particularmente buenos, a diferencia de los que hay disponibles para monturas EOS, FD o M42.

Minolta Rokkor 75-200 a f4.5
Minolta Rokkor 75-200 a f4.5. Foto reducida sin editar.

 

Este objetivo, colocado sobre las NX, que tienen un factor de recorte 1,5x (esto es, el tamaño del sensor es 1,5 veces más pequeño que el negativo de las cámaras de película de 35mm) tiene una distancia focal equivalente a un 112,5-300 mm, que es un tele bastante largo. El enfoque manual hace que, pese al sistema de ayuda de enfoque de las NX, el objetivo requiera una atención especial, pero los resultados, en general son excelentes en el aspecto óptico. Buen nivel de detalle, muy buen contraste para un zoom antiguo y buen funcionamiento en general en todas las distancias focales, si bien, como cabe esperar, entre los 120 y 180mm es donde mejor rendimiento encontramos. El zoom, por cierto, es de los de push&pull, (estirando y empujando variamos la distancia focal), lo que puede incomodar a algunos. Enfoca como mínimo a 1.2m y pesa unos 640 gramos.

Arce real, por Archerphoto, fotógrafo en España
Arce real. Foto reducida sin editar.
Acanto, por Archerphoto, fotógrafo en Valencia
Acanto. Foto reducida sin editar.

 

Si quieres saber un poco más sobre la cámara que usamos para estas fotos, una Samsung NX500, puedes mirar aquí: http://www.archerphoto.eu/samsung-nx500-una-evil-de-28-2-megapixeles/

Más información sobre estos objetivos se puede encontrar en http://www.rokkorfiles.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

97 − = 96