Parque Central de Valencia

Decía Carlos Gardel «que 20 años no es nada». Gardel no era valenciano, pero desde luego, lo de la llegada de este Parque Central de Valencia ya le hubiese parecido algo, porque ha tardado 30 años en hacerse realidad desde su planificación. La primera dificultad era que el espacio que parte la ciudad era propiedad de RENFE. La segunda es que los planes incluían el soterramiento de las vías ferroviarias, obra más que importante en cualquier sitio y más en Valencia, donde el nivel freático es muy alto y en cuanto haces un agujero mediano se te llena de agua. De esto pueden dar fe los ingenieros que tuvieron que vérselas con la construcción de las líneas de metro en la capital del Turia.

Una vista del Parque Central de Valencia el día de la inauguración.
Una vista del Parque Central de Valencia el día de la inauguración.

Los retrasos del Parque Central de Valencia

El parque no llegaba aunque la ciudad tenía problemas para cumplir los ratios de zona verde recomendados por la OMS, de entre 10 y 15 metros cuadrados por habitante. Valencia se quedaba en 5,64 en 2010 a pesar de toda la creación de parques y zonas verdes desde los 80, cuando se llegaron a incluir isletas y rotondas como zonas verdes para maquillar las tétricas estadísticas. En 2003 se firma un convenio para el parque, pero un gobierno municipal tras otro iba prometiendo e incumpliendo. Tras muchos años de estar prevista la creación del parque, se convoca un concurso público que gana en 2006 la paisajista americana Kathryn Gustafson, pero en las constantes discusiones el proyecto pierde las cuatro torres de veinticinco plantas. No será hasta 2015 cuando arranquen las obras.

Joan Ribó, José Luis Ábalos, Ximo Puig y Salvador Martínez Ciscar, visitando el Parque Central el día de su inauguración.

Con todo, el proyecto que se inaugura hoy en día con 11 hectáreas de jardín, con especies autóctonas, sostenible, con luces de colores, espacio específico para mascotas, depósitos de agua y otros detalles, constituye aproximadamente el 40% del total del parque. Todo un ejemplo de xerojardinería aplicado al entorno valenciano. El jardín costará unos 73 millones de euros una vez completado, pero el coste del soterramiento de las vías superará los 3000 millones de euros, específicaba el también valenciano ministro de Fomento, José Luis Ábalos, en la inauguración del parque, presente junto a Joan Ribó, alcalde de la ciudad, y Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana.

Cifras y detalles

Por seguir un poco con las cifras, unos 1.000 árboles, 85.000 arbustos, naves antiguas reconstruidas y trasladadas. Se llevó a cabo una imprescindible descontaminación del terreno, que estaba empapado de residuos de combustible y aceites. Y problemas de desabastecimiento de algunos materiales, y conflictos con algunas expropiaciones de terrenos, han hecho que el parque no estuviese disponible hasta el 17 de diciembre de 2018. Eso sí, los valencianos han comenzado a acudir a este Parque Central inmediatamente.

Un poco más de info en el artículo de mi compañera Cristina Vázquez en El País.

Después de haber visto estas fotos, podemos hablar de negocios. Soy Sergi Albir, fotógrafo profesional.  Si necesitas imágenes para tu empresa, evento, o para ti, puedes contactar conmigo con un mail a sergi@archerphoto.eu o un Whatsapp al +34 644459753. También puedes llamarme, pero si estoy haciendo fotos no suelto la cámara).

You can read this post about the Central Park in English.