Book de fotos para particulares

Es posible que te interese tener fotografías en las que salgas fantástica (o fantástico) pero no tienes intención de dedicarte a la moda ni a la imagen. A pesar de que mucha gente a tu alrededor tiene cámaras estupendas, no han conseguido sacarte realmente bien (y es lógico, no son fotógrafos), así que eres la persona justo para la que realizo el book de fotos para particulares.

book de fotos para particulares,fotografo,fotógrafo

En aspectos técnicos hay pocas diferencias con las sesiones de fotos para modelos, pero en términos personales y de enfoque sí hay cambios notables. Si bien para una modelo buscamos destacar los aspectos positivos pero hacemos énfasis en la versatilidad, en un book de fotos personales buscamos destacar la personalidad. Ocasionalmente puede ser incluso más largo que un book para una modelo, pero la idea en este book de fotos para particulares es tomarnos el tiempo necesario para que la persona pueda conseguir el resultado deseado sin prisas ni presiones. Además, suele resultar bastante divertido.

Los books de fotos para particulares pueden resultar especialmente positivos para la autoestima. Las sesiones que tenemos disponibles habitualmente son de una, dos o tres horas en estudio o en una localización que escoja el cliente, ya sea una casa, una oficina o un lugar en exteriores.

Tenemos la opción de maquillaje profesional disponible. El maquillaje realizado siempre respeta los rasgos de la persona. Es un servicio que a alguna gente puede interesarle, pero no es en absoluto imprescindible en este tipo de sesiones fotográficas.

Una cuestión que se pregunta a menudo es el número de cambios. Puedes cambiarte tantas veces como quieras, pero lo importante es que hagamos buenas fotos, no que enseñemos todo un guardarropa. En cualquier caso, no hay límite.

Book de fotos para particulares: un trabajo personalizado

Una de las cuestiones evidentes es si las fotos estarán procesadas. Los fotógrafos siempre procesamos las fotos de una manera u otra. En mi caso, conservar un aspecto totalmente natural y realista de la persona es mi manera de trabajar. Se busca conseguir el mejor aspecto y se trabaja de manera que la persona esté favorecida, pero no se practica un retoque intenso en el que se elimine la expresividad o los rasgos de la persona como hacen muchos móviles, en los que el “filtro de belleza” despersonaliza las caras, aunque mucha gente no quiera darse cuenta.

book de fotos para particulares

Si alguien necesita un trabajo en el que haya un retoque exhaustivo y modificaciones de todo tipo estaré encantado de realizarlo, pero pero eso no es, desde mi perspectiva, un book personal.

Redes sociales

En muchos casos, contar con buenas fotos de perfil puede ser una manera de tener mejores resultados en redes sociales de diferentes tipos: desde LinkedIn a Tinder, pasando por Facebook, mostrar nuestra mejor cara siempre contribuirá a tener una imagen más adecuada a nuestras necesidades.

Books de parejas

Hay veces que la gente quiere un book en conjunto con su pareja. A veces es lo que llaman un preboda (una sesión hecha antes de la boda) y otras es solo una manera de tener un buen recuerdo juntos. A menudo resulta divertido hacer fotos de parejas y si bien es cierto que siempre hay uno de los dos que empieza con más fuerza, en unos minutos ambos suelen funcionar bien. Eso sí, no suelo hacer fotos con poses excesivamente forzadas porque, la verdad, acaban por no gustarnos a nadie.

Fotografías de familia

Habitualmente son tan divertidas como agotadoras, pero suele merecer la pena. Incluso aunque haya un adolescente escéptico. Requieren un tratamiento especial, claro. Suelen llevar varias horas: gente cerrando los ojos, uno que se despista, la camisa se ha manchado y buscando su lado bueno.

Casos concretos: fotografía boudoir

Un caso especial de los books personales son las sesiones de fotografía boudoir. Se trata de una sesión concebida para mostrar a la mujer de manera especialmente atractiva y sensual. En estos casos sí es imprescindible un trabajo de producción previa. En el enlace hay más información sobre la fotografía boudoir.

 

Books para particulares que acaban usándose como books profesionales

Puede pasar. No es lo más recomendable, pero hay quien después de haberse hecho algunos retratos de calidad decide llevarlos a una agencia. Es factible que a veces funcione, pero es, más o menos, como si te pusieses a jugar a baloncesto con una pelota de fútbol. Bota, puedes encestar y ocasionalmente puede ir bien, pero un partido de baloncesto se juega con un balón de baloncesto. Si quieres hacerte un book de fotos para modelo, es más práctico pensarlo desde el principio.

Fotografías en Valencia, Barcelona, Madrid, Bilbao, Sevilla…

Trabajo en toda España. Para encargos grandes puedo trabajar en toda Europa o incluso más lejos, pero en la cuestión de books de fotos para particulares solamente estoy disponible -de momento – en España.

Si estás interesada en un book de fotos para particulares, ponte en contacto conmigo hoy mismo: un correo a sergi@archerphoto.eu o un mensaje de Whatsapp al +34 644459753 y empezamos. Por favor, cuando contactes conmigo, dime desde dónde me escribes.